lunes, 19 de abril de 2010

Mi padre no solo es gobernador que además es un buen buen gobernador.


Una imagen de un Sancho Panza demasiado bigotudo.

Ele Bergón dijo:

Hola coleguis.

Qué despiste, se me había olvidado comentaros esto de que mi padre es ya gobernador de su ínsula , con la alegría que me ha dado y con lo importante que me siento siendo el hijo de un gobernador, pues eso, que no me he acordado de vosotros. He estado todo el día repitiéndolo por ahí, a las primeras que se lo he dicho han sido a mi madre y a mi hermana y no lo querían creer, me decían que eran cosas mías para darme importancia. Pues no, es verdad. Mi padre no solo es gobernador que además es un buen buen gobernador. ¡Que manera de repartir justicia! Si señor, así se hace. Mi Churri Nerea y yo lo hemos estado celebrando por todo lo alto y es ahora cuando recuerdo que no lo he comentado con vosotros. No se si el superprofe lo podrá poner.

Bueno, pues eso, que hoy, si, si que estoy muy pero que muy contento

Choque de manos y cuidadito con el hijo del gobernador.

(Solo me queda una pequeña duda, no ser´a otra burla de los duques? Bah, prefiero no pensarlos)

El Sanchico

8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Tarde, pero como un buen hijo: orgulloso de su padre. Lo estarás más incluso cuando deje el cargo.

Merche Pallarés dijo...

Has llegado tarde esta vez, colega, pero sabíamos que estarías muy orgulloso de tu progenitor (padre). Su sentido de la justicia la deberían de copiar muchos de los jueces actuales... Choque de manos, tronco, M.

Kety dijo...

Ya te lo dije Sanchico, que tu padre te daría una sorpresa.
¡Si no fuese por el hambre que pasa ¡Mecachis!

Disfruta, disfruta.

Choque de manos

pancho dijo...

Gobernador de una ínsula de las importantes, tiene hasta catedral. Los duques lo quieren liar con pleitos enrevesados, pero tu padre, vestido con ropas nuevas de gente de alcurnia, sale airoso del desafío. Les da sopas con honda a los paisanos. Gobernador eterno de su ínsula le quieren nombrar, al nuevo gobernador no le convence tanto tiempo de mandato, con menos tiene bastante.

Aprovéchate del momento, no todos los días se puede tener un padre gobernador. Seguro que la Nerea está ahora más receptiva.

Otro choque tío: Ser hijo de gobernador no da la felicidad, pero echa una mano.

Asun dijo...

¿Estarás contento, no Sanchico?
Tu padre ya es gobernador. Al fin ha llegado el momento.

Además vaya arte que tiene para desenvolverse en esas lides. No me extraña que estés orgulloso.

Pero ten cuidado no se te vaya a subir a la cabeza.

Choque de manos, tronco.

Cosmo dijo...

A mí igual que a él,me ha gustado también esa lucidez de Sancho.

Jan Puerta dijo...

Menudo despiste.
Por cierto... ¿no tendría tu señor padre, alguna gobernación en el exterior (léase continente sudamericano) disponible para este humilde vasallo que se la pide con total cortesía, rindiéndole la pleitesía que merece?
Un abrazo

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

es que de juntarse tanto con donquijo..pues algo se le habrá limado de lo brutillo que era al principio....bruto pero sano...salud