lunes, 13 de junio de 2011

Las azules pupilas de una mujer bella y curiosa.


Gustavo Adolfo Bécquer no sólo hizo poesía sino que nos explicó  qué entendía él por tal. Así dice en la primera de sus cuatro "Cartas literarias a una mujer":

"En una ocasión me preguntaste:

-¿Qué es la poesía?

¿Te acuerdas? No sé a qué propósito había yo hablado algunos momentos antes de mi pasión por ella.

-¿Qué es la poesía? - me dijiste.

Yo, que no soy muy fuerte en esto de las definiciones te respondí titubeando:

- La poesía es..., es...

Sin concluir la frase, buscaba inútilmente en mi memoria un término de comparación, que no acertaba a encontrar.

Tú habías adelantado un poco la cabeza para escuchar mejor mis palabras; ...en tus púpilas húmedas y azules como el cielo de la noche brillaba un punto de luz.
Mis ojos... se volvieron entonces instintivamente hacia los tuyos, y exclamé, al fin:
-¡La poesía..., la poesía eres tú..."
De este modo, para Bécquer poesía y mujer son una única unidad: la mujer es "el verbo poético hecho carne". El poeta opone la visión racional que el hombre tiene del mundo y la visión más intuitiva y espontánea de la mujer. Sí, ya sé que muchos  lectores del siglo XXI no están, no estamos, de acuerdo con eso; pero estamos leyendo un texto del XIX. Leed bien la carta completa, os doy el enlace, para darme vuestra opinión.
http://biblioteca.vitanet.cl/colecciones/800/860/863/cartasliterarias.pdf

Bécquer repite la primera afirmación , casi textualmente, en la rima 21:




La mujer de la "Carta literaria" tiene las "púpilas húmedas y azules como el cielo de la noche, como la de la rima 21. ¿Será la misma de la rima 29? Veamos.


Tu pupila es azul, y cuando ríes,
su claridad süave me recuerda
el trémulo fulgor de la mañana
que en el mar se refleja.



Tu pupila es azul, y cuando lloras,
las trasparentes lágrimas en ella

se me figuran gotas de rocío
sobre una vïoleta




Tu pupila es azul, y si en su fondo
como un punto de luz radia una idea,
me parece en el cielo de la tarde
una perdida estrella.



Esta rima se publicó, en 1859, con el título de “Imitación de Byron”. La imitación se refiere a unos versos de las “Hebrew Melodies”, de Lord Byron, que se reflejan en la segunda estrofa:
«¡Te vi llorar! En tus azules ojos / Se detuvo una lágrima brillante, / Cual cristalina perla de rocío / De la violeta en el humilde cáliz». Traducción de Antonio Arnao ( 1857).
 http://cvc.cervantes.es/obref/rimas/rimas/rima29.htm
Bellísímas palabras las de Gustavo Adolfo. Sólo quisiera añadir que cuando habla de  pupilas, debe estar hablando, en realidad, del iris. Las pupilas son orificios y se ven negras, son los iris los que presentan una tonalidad más o menos azul, verde, marrón, gris o negra. Un poeta no tiene porque haber estudiado la anatomía del ojo humano. ¡Ah! Y en la rima 79 las pupilas, las de las huríes del profeta, son verdes. ¡Mucho Ojo!

Un abrazo para los que pasáis por aquí de:
María Ángeles Merino
Esta entrada forma parte de la lectura colectiva de las Rimas de Bécquer, de "La acequia", dirigida por Pedro Ojeda, el cual  dice en "La acequia":

"Mª Ángeles Merino, Abejita de la Vega, comenta un motivo esencial de la poesía becqueriana: las pupilas azules. No os lo perdáis."

10 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Muy bonita esa primera carta. Bécquer, sin duda alguna, tenía un alma muy femenina... Besotes, M.

pancho dijo...

Muy buen trabajo el que haces de relacionar rimas por temas. Las ilustraciones perfectas. Qué buenos los versos de Byron, no me extraña que intentaran copiarlos. La traducción no le hacen justicia.

Los comentarios a las rimas que enlazas también fenomenales, habrá que seguirlos, que después uno se va por los cerros de Úbeda.

Un abrazo.

Asun dijo...

Tendré que pasarme en otro momento a leer la carta.

Lo que sí que parece es que a Becquer le gustaban las mujeres de ojos azules.

Besos

Cornelivs dijo...

Bequer...un alma sensible.
Estupendo post.

Un abrazo.

Paco Cuesta dijo...

Bécquer sabe llegar por igual al pueblo llano y al estudioso. No es nada fácil

Myriam dijo...

Preciosa la primera carta. me gustó eso de que la disección revela el mecanismo de un cadáver, peor no su alma y el símil con la poesía y las reglas.

Me pareció divertido cuando dice que la poesía es en el hombre una cualidad del espíritu que reside en su alma y la diferencia entre lo que la mujer piensa y dice... jejejeje.

Pupila es más poético que iris, aunque sea un agujero negro y quien sabe, quizás sabía la anatomía ocular y se tomo una soberana licencia poética. O no. Lástima que no podamos preguntarle... o Quizás si. Si su ánima se me aparece en el bosque, te prometo pregunatrle. Eso, y algunas cosillas más. Dios sabe cuales.

Un beso y gracias María de los Angeles por tus lindas y sentidas palabras a mi regreso.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Está muy bien la corrección, pero en el fondo, Bécquer no hablaba ni de pupilas ni de iris, sino de literatura... y los ojos no son más que una metáfora! Pero qué bella entrada.

Aldabra dijo...

bueno, bueno, bueno...

¡vaya lección!

¡vaya análisis exhaustivo!

precisoso.

biquiños,

p.d.: a mí me encanta de que los escritores "desbarren" y le llamen pupila a lo que es iris ¿por qué no?... y cada uno que entienda lo que quiera.

Delgado dijo...

Hola solo quería decir que el "azul" en la literatura del XIX y principios del XX era un símbolo de belleza, ya no solo referido a la mujer sino que representaba el ideal de belleza del arte en general. Victor Hugo dijo: "El arte es azul", Mallarmé tiene un poema muy bello llamado «Azul», Rubén Darío también tituló al primer pilar fundamental del modernismo con el nombre de «Azul» y hay muchos ejemplos más.

Muy interesante tu entrada, un saludo.

Abejita de la Vega dijo...

Merche: tenía un alma sensible.

Pancho: eligiendo un tema es más fácil. Me doy cuenta de que esos versos de Byron deben ser tener muy buena música, aunque casi no sé inglés. Los comentarios de CVC son muy buenos, pero mejor si uno se va un poco por los cerros de Úbeda.

Asun: una de ojos azules le robó el alma, pienso.

Cornelivs: sensible a la belleza.

Paco: es popular pero no populachero.

Myriam: veo que te ha gustado la carta´. Tal vez la palabra pupila le sonaba mejor, pregunta, pregunta a su ánima por esos bosques.

Pedro: pupila azul, suena tan bello, es verdad.

Aldabra: que desbarren lo que quieran...

Delgado: bienvenido a este blog y...me gusta lo que dices del azul. Azul es igual a belleza.

Besos a todos y gracias.