lunes, 18 de julio de 2011

18 de julio, un buen día para recordar la trilogía de Óscar Esquivias.

La trilogía de Esquivias en una pequeña biblioteca escolar.
Hoy 18 de julio de 2011 se cumplen 75 años del comienzo de la guerra civil española. El "Diario de Burgos" del día 17, recuerda que "Burgos se adelantó a la guerra".  También incluye un artículo acerca de la novela de Óscar Esquivias "Inquietud en el Paraíso", que comienza recordándonos su escena final: 

"... Cabanellas, Dávila y Mola fuman entre silencios y comentarios triviales en el balcón del palacio de Capitanía, con la bóveda celeste nítida, preñada de astros. De cuando en cuando atraviesa el firmamento una estrella fugaz. Es la calurosa noche del 21 de julio de 1936 y los tres generales sublevados disfrutan de una ciudad en calma. «Señores, ¡esto es el paraíso!», exclama Cabanellas tras un largo silencio..."
R.P. Barredo / H. Jiménez
"Palacio de Capitanía" de Burgos, la que fue "VI Comandancia", lugar histórico.

Pienso que es un buen momento para recordar nuestra lectura colectiva de "La acequia", la que hicimos en torno a la trilogía de Esquivias: "Inquietud en el paraíso", "La ciudad del Gran Rey" y "Viene la noche".

Empezamos por "Inquietud en el Paraíso". En la  entrada correspondiente al  día 18 de enero de 2011, titulada "Una locura más peligrosa que la de don Cosme", leo parte de mi comentario:

“Cae la noche, una noche muy larga, en la VI Comandancia. Los militares golpistas, allí reunidos, conocen la aventura, mucho más loca que la de don Cosme Herrera, en que Mola y otros van a embarcarles.
De momento, van a probar al general Batet, a ver cómo reacciona ante una “supuesta situación de incomunicación absoluta con Madrid y Pamplona”. ..Todos saben que es una farsa. Todos, excepto Batet y su asistente , leales a la República.
… Batet permanece callado y se asoma a un balcón. Se siente rodeado de “fieras”, mira las calles, están tranquilas. Fuma el pitillo que le ofrece el pérfido González de Lara. Todos están en silencio, sumidos en sus pensamientos.
El capitán Paisán se asoma a otro balcón. Lo normal: … cuarteles, iglesias, más cuarteles.
Se imagina la tensión que se respirará allá, en las salas de banderas, con oficiales y jefes esperando la orden de sublevarse. Un estampido, una bocina, algún disparo aislado…poca cosa.

Batet se siente como la polilla que el capitán acaba de atrapar y tirar por el balcón..."
"Antiguo despacho del Comandante Militar", en el Palacio de la foto anterior, testigo de la Historia.

Actual facultad de Teología de Burgos, la cual albergaba, en 1936, el Seminario Mayor San Jerónimo.
En mi entrada del 4 de febrero de 2011, titulada : "Rodrigo Gorostiza descubre la locura de unos jóvenes que se apuntan a una sangrienta excursión", en mi comentario, leo:

(El seminarista Rodrigo Gorostiza dice )
“Creo que soy el único burgalés que durmió de un tirón aquella noche de julio de 1936. Amanecí ignorante de la convulsión que había sufrido mi ciudad y toda España.

Abro la ventana de mi cuarto y veo una larga cola de muchachos que sale del Seminario…

 …Me dice que estamos en guerra. Al parecer, nos hemos levantado en armas y ya no hay república. ¿Nos hemos levantado? … Me asegura que el día de Santiago el general Sanjurjo entrará en Madrid, como el apóstol, en un caballo blanco, para ser nombrado jefe del Estado.

Los mocetones son requetés navarros, van a partir hacia Somosierra para enfrentarse a los republicanos… con las mismas boinas rojas y “detentes” de sus padres y abuelos..
Abajo está el banderín de enganche, para los voluntarios de esta provincia…
Oigo la voz engolada de don Cosme, me dice que si quiero desayunar, he llegado tarde. A no ser que me aliste, entonces me darán un fusil y una tableta de chocolate Suchar. El padre no está nada contento con esta vuelta a las decimonónicas guerras carlistas.

Me pide que le acompañe, hemos de visitar a un héroe muerto...

En el depósito de cadáveres velan unos milicianos albiñanistas… han pasado la noche de pueblo en pueblo, apoyando la sublevación. No han dudado en descerrajar un tiro en la frente a concejales del Frente Popular. Se han sentido todopoderosos, sembrando el pánico, destruyendo, siendo aclamados…

…Y ahí están velando a un compañero de veinte años, caído de manera absurda… el primer mártir…”



Escalera Dorada de la Catedral de Burgos. Por ella, en llamas, pasan los personajes de "La ciudad del Gran Rey".

En el segundo libro "La ciudad del Gran Rey", tras el triunfo del golpe de estado en Burgos, perseguidos, algunos de los personajes del primer libro sueñan un lugar mejor y  encuentran  una gran pesadilla.

 Leo  la entrada del día 25 de febrero de 2011, titulada: "Son “intrusos”,  unos repugnantes “vivos”, “sacos de mierda ambulante”, con el ombligo intacto":

"¿Burgos? Sí, pero no. Las mismas calles, los mismos edificios, las mismas esculturas…Mas las calles viajan como si flotaran sobre un lago, los caminos de ida no sirven para la vuelta, las esculturas toman vida y sopa, las dimensiones se estiran, se estiran y la perspectiva es la de una hormiga...

En este remedo de la Cabeza de Castilla, no faltan la persecución y la muerte. Toda la expedición corre grave peligro. Son “intrusos”, unos repugnantes “vivos”, “sacos de mierda ambulante”, con el ombligo intacto. Eso sí, si son asesinados no será por odios personales ni políticos…"

Este no es Aurelio
Vista aérea de la Cárcel de Burgos

En el tercer libro, "Viene la noche", los personajes, otros distintos, viven en el invierno 2006-2007, en un barrio de Madrid.  La guerra civil está lejos, pero su fantasma aparece en forma de carta. La recibe el protagonista, el jubilado Benjamín Tobes, cuyo hermano, el sacerdote Aurelio, acaba de morir,en su Burgos natal. Leo el comentario, en esta entrada del 21 de mayo de 2011, titulada "HISTORIA, JUSTICIA, AMOR Y PERDÓN":

 (Benjamín) "Muy nervioso, extrae un carta manuscrita y una fotocopia de un documento antiguo. Escribe una desconocida Felisa Hurtado. Le cuenta que supo de la muerte de su hermano Aurelio… Aurelio fue párroco de su pueblo Y , al enterarse de su fallecimiento, se le removieron muchos sentimientos.
…El padre de Felisa se llamaba Jacinto Hurtado y murió tuberculoso, en el penal de Burgos, cuando cumplía cadena perpetua. El destino de este hombre estuvo en manos de su "señor hermano". Le adjunta la fotocopia de un documento rescatado de los archivos de la Audiencia de Burgos y publicado, hace poco, en un libro de HISTORIA…
Benjamín grita, qué me cuenta esta "tipa"...La fotocopia es un documento escrito a máquina, con la firma legible de Aurelio Tobes, al pie. Es un informe redactado a petición del Tribunal de Responsabilidades Políticas, sobre la actitud de los vecinos, antes del 18 de julio de 1936…
El cura párroco informa de que el panadero Jacinto no iba a la iglesia y presumía de ello. Suscrito "a la mala prensa", sostenía que los apóstoles eran comunistas, que Jesucristo no fue Hijo de Dios, tuvo hermanos e hijos y no resucitó. Y, para más inri, era partidario de vender los bienes del clero, un Mendizábal en ciernes.
En parecidos términos informa de otros vecinos...
Benjamín agita el papel, ¡insinúa que a su padre le "enchironaron" por culpa de su hermano! Hace falta ser mala persona para enviar esto, dice…"

Después de este repaso a lo escrito , deseo poner aquí: UNA GUERRA CIVIL NUNCA MÁS. ¡NUNCA MÁS UN 18 DE JULIO INCIVIL!

Ya sé que el tema clave de estas novelas no es la guerra civil, que Esquivias no se propuso hacer una novela histórica e incluso tuvo en mente  ambientarlas en las decimonónicas guerras carlistas. Sin embargo, y aunque sean ficción, nos ofrecen una extraordinaria reflexión sobre nuestra historia reciente. Aparte de estar magistralmente escritas...

Dejo para otro momento mi reflexión personal sobre el tema clave: Paraíso, Purgatorio e Infierno, etapas que vivimos en nuestra  terrenal vida humana.

Un abrazo para todos los que pasáis por aquí de:

María Ángeles Merino

Pedro Ojeda dice en "La acequia":

"Mª Ángeles Merino, Abejita de la Vega, nos invita, con gran acierto, a leer la trilogía ahora que se conmemora el 75 triste aniversario del golpe de Estado del 18 de julio de 1836."


10 comentarios:

Martine dijo...

Sí Marian, sí! Me uno a tu grito:"UNA GUERRA CIVIL NUNCA MÁS. ¡NUNCA MÁS UN 18 DE JULIO INCIVIL!"
Y te dejo un beso enorme!

pancho dijo...

Como buena biblioteca escolar burgalesa, no podían faltar las obras completas de Oscar Esquivias. También en la que soy medio encargado las tenemos, pero no tantas como vosotros.

En este país de eternos agravios nunca vamos a terminar de desenterrar muertos y recordar calamidades. Es el sino de nuestra historia.

Entrada sobresaliente, al nivel que nos tienes acostumbrados. También buenos enlaces a los artículos del diario local.

Un abrazo.

Myriam dijo...

Triste dia...

Merche Pallarés dijo...

También me acordé de la Trilogía de Esquivias en un día como hoy. Excelente aportación. Besotes, M.

Asun dijo...

En el Diario de Noticias también vino un suplemento sobre el tema. Aquí se pueden encontrar los enlaces a los distintos artículos del suplemento.

Últimamente me aparece el 18 de Julio por todas las esquinas: los libros de Esquivias, el rodaje de la peli sobre Mola, un libro que acabo de leer, "El silencio de las hayas", que también está ambientado en esa época...

Muy oportunamente traída la trilogía.

Besos

Euphorbia dijo...

Buena idea la de hacer este recordatorio. Día de infame memoria.
Un beso

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Aunque no sea la clave, como bien dices, sirve para ilustrar aquella convulsión y locura criminal que recorrió España. Acertada entrada, querida amiga.

Aldabra dijo...

yo también recordé las novelas de Óscar estos días pero no tan bien como tú.

biquiños,

Abejita de la Vega dijo...

Martine: buen grito.

Pancho: coincidimos en lo de ser medio encargados de la biblioteca.
Esperemos que los jóvenes cambien esto. El diario local estuvo bien, dado su pasado. Esquivias siempre.

Myriam: triste día, afortunadamente ya hay una generación de españoles que no saben de qué va el 18 de julio.

Merche: la trilogía nos sirve para reflexionar, aunque sea ficción.

Asun: la película tiene buena pinta, el periódico local navarro hizo un buen trabajo. 18 de julio hasta en la sopa, es verdad.

Euphorbia: infame, infame.

Pedro: locura criminal que es bueno recordar para que no ocurra nunca más. Gracias por tus palabras.

Aldabra: bien por la trilogía que leímos con ilusión.

Besos y gracias a todos

Paco Cuesta dijo...

La fecha rememora la sinrazón de un país que puede y debe ser maravilloso.