viernes, 10 de septiembre de 2010

"...y a mí, que ha pocos días que salí de ser gobernador y juez... toca averiguar estas dudas y dar parecer en todo pleito."

Segunda parte del comentario al capítulo 2. 66 del Quijote, publicado en "La acequia".

Se acercan y un labrador les pide su opinión, como parte inocente, en una apuesta.

Don Quijote acepta y el hombre le cuenta la historia de un vecino muy gordo, once arrobas, que desafió a correr a otro muy flaco, cinco arrobas. La carrera había de ser de cien pasos con pesos iguales. Preguntan al desafiador como igualarían los pesos y propone que el desafiado, el de cinco arrobas, se ponga seis de hierro a cuestas.

A Sancho esto le suena, parece un caso como los que propusieron al gobernador de Barataria. No le parece bien lo de cargar con hierro al flaco y contesta antes de que lo haga su señor. Les dice que él dará su parecer, puesto que fue gobernador y juez, pocos días ha.

Don Quijote se siente sin ánimo, no está ni para dar migas a un gatito, y le da licencia.

Los labradores, con la boca abierta, esperan su sentencia.

Sancho opina que no es justo lo que el gordo pide porque el peso añadido le impediría vencer. Y su veredicto es que el gordo “se escamonde, monde, entresaque, pula y atilde”. ¡Cómo me gustan estos verbos! En conclusión, que saque de su cuerpo seis arrobas de carne, como desee. ¿Dieta, ejercicio o rebanando algún pedazo? Los dos con cinco arrobas y a correr.



"...es mi parecer que el gordo desafiador se escamonde , monde, entresaque, pula y atilde, y saque seis arrobas de sus carnes..."

Uno de los labradores compara a Sancho con un bendito y con un canónigo, pero está seguro de que el gordo no ha de querer.

Otro da la solución final: que no corran, el flaco no se muela, el gordo no se descarne, echen la mitad de la apuesta en vino y lleven a la taberna a “estos señores”. En conclusión, que les importa una higa la apuesta y el vino es el que ha de correr.

"Lo mejor es que no corran... y échese la mitad de la apuesta en vino, y llevemos estos señores a la taberna de lo caro..."

Don Quijote lo agradece pero no puede detenerse, pasa adelante y los deja admirados de su extraña figura y la discreción de Sancho.

Uno de ellos comenta que si el criado es tan discreto, el amo lo será más. Y apuesta que, si van a estudiar a Salamanca, pronto serán alcaldes de corte. ¿Estudiantes don Quijote y Sancho? Si que ha debido correr el vino en estas fiestas…




"Aquella noche la pasaron amo y mozo en mitad del campo, al cielo raso y descubierto..."

Amo y mozo pasan la noche en mitad del campo, a cielo descubierto.
(Sigue)




7 comentarios:

Asun dijo...

Me gusta cómo ilustras los distintos momentos del capítulo.

Ese David recién vuelto de EEUU, no tiene precio ;)

Besos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

A mi también me gusta tu ilustración.. hay que ver que capítulo tan cortito y la de juego que da...y la de días que transcurren...bessos

Merche Pallarés dijo...

¡Estupendas todas las fotos! Pero esa del David gordo... too much! A mi también me han gustado mucho los verbos que usa Cervan para que adelgaze el gordo. Besotes, M.

pancho dijo...

Cirugía en estado puro. Sancho no tiene precio como dietista.

Qué duro es dormir al raso sin un árbol que te asombre del relente de la luna.

Un abrazo

Selma dijo...

Hermosa manera la tuya de aunar imágenes y comentarios..

Besitos, muchos!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué divertida entrada jugando con el texto y con las ilustraciones. El David no tiene precio... al menos al peso.

Abejita de la Vega dijo...

Asun: se ha puesto pifo de hamburguesas este David.

Manuel: está visto que, para mí. no hay capítulo corto. Me enrollo como las persianas.

Merche: esos verbos me los aplico yo, tengo que escamondarme, mondarme, pulirme y atildarme...difícil.

Pancho: dietista escamondador, mondador, pulidor y atildador. La luna y su relente...ay.

Selma: qué gusto verte por aquí. Jugar con mi fondo de fotos me encanta, es tan divertido como escribir.

Pedro: David al peso, je, je. Procuro pasarlo lo mejor posible.

Un abrazo y gracias por entrar aquí y contestar.