domingo, 5 de septiembre de 2010

Me lo estaba imaginando , ese Caballero de la Blanca Luna, po podía ser otro que el tontaina del Sansón Carrasco.


Ele Bergón, mi amiga Luz del Olmo, dice:

Hola coleguis

Presiento que me va quedando poco tiempo de estar con vosotros y eso me pone triste porque lo paso dabuti con vuestros comentarios pero " todo lo que empieza acaba" que diría mi padre Sancho. A él también se le está acabando el chollo ése de irse por ahí de aventuras con el Alonso y tendrá que volver al redil.Lo que no me parece justo es que lo haga andando.¡Pobrecillo! Va a llegar con unas ampollas en los pies.... Espero que pueda subir a la furgo.

Me lo estaba imaginando , ese Caballero de la Blanca Luna, po podía ser otro que el tontaina del Sansón Carrasco. De vez en cuando lo veo por el barrio y no me cae nada bien, pero mira por donde, gracias a él los "aventureros" tendrán que volver a casa.

Menos mal que esta vez el malherido sólo ha sido el Alonso. Mi padre se ha librado y aunque piensan en volver a las andadas, me da en la nariz que esta vez no lo van a poder ni intentar.

En fin que ya vienen y que ya vienen y eso por una parte me alegra, pero por otra, me entristece.

En unos dias empezara de nuevo el insti ¿lo acabaré? En fin ya os contare.

Choque de manos


El Sanchico


Pedro Ojeda dijo en "La acequia":

"Gracias a Ele Bergón sabemos que el Sanchico está preocupado por el final del libro, por el caminar de su padre y por el curso que comienza..."


Leer más: http://laacequia.blogspot.com/#ixzz0yrfHoAXa
Under Creative Commons License: Attribution Non-Commercial No Derivatives

5 comentarios:

pancho dijo...

Sanchico, levanta ese ánimo, que no te invada tanta tristeza porque termine tu andadura. Tu mentora se las arreglará para volver a darte la voz. El libro del que procedes no pertenece al cementerio de los libros olvidados.

Terminarán los capítulos y el curso estará en los comienzos, pero no te preocupes, que ya eres tan famoso como tu padre y el Alonso, sabremos de ti cada vez que abramos el Quijote.

Un choque tío y hasta la próxima semana con más aventuras de la pareja en el camino de vuelta.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Volverá tu padre a casa, seguro que hecho un atleta por tanto andar. Ya veremos si castigadas o no sus nalgas para desencantar a Dulcinea.
Y después del Quijote siempre te podrás apuntar a leer los libros que vengan, con lo que podrás aprovechar para las lecturas obligatorias de clase...

Merche Pallarés dijo...

Ay, Sanchico, ¡no me hables! Estoy de un triste... Tu padre llegará a casa sin un triste gobierno o condado que echarse a la espalda. Igual que como se fue, con una mano delante y otra atrás. Espero que tu madre no se enfade mucho con él ni tu tampoco. Es lo que hay. El ha seguido fielmente al Alonso y los dos se han ganado la fama y la gloria para toda la eternidad (que no es moco de pavo, chaval). Choca esas cuatro, tronco, M.

Asun dijo...

Por lo menos le quedará la satisfacción de haberlo intentado.

Ya le podéis recibir con los brazos abiertos,que el pobre ha sufrido mucho por esos caminos.

Choque de manos

Paco Cuesta dijo...

La verdad es que tu padre se merece un buen descanso. Pero tú a trabajar, queda todo un curso por delante.