domingo, 15 de septiembre de 2013

"Y me pregunto qué le importamos a las estrellas, no somos más que un poco de ellas".


El año pasado, un día de noviembre, Aitana se sitúa en medio de la rosa de los vientos, frente al mirador del Castillo de Burgos.

¿Qué es esa estrellita?

-Es una brújula. Sirve para orientarnos.

-Mira, Burgos por aquí, en el norte. Marbella, en el sur, justo al otro lado. Pero tienes que buscar por dónde sale el sol.

-"Ito" Agustín...¿por dónde sale aquí?

Aitana, niña marbellí de visita a la familia de Burgos.
 
"El sol sale cada día, siempre por el este,  ni nos mira, el "Pioner" acaba de salir del Sistema solar, primer aliento de la humanidad  fuera de nuestra estelar casa"
Aitana  mira a Agustín que sigue con sus reflexiones:

 -"Y me pregunto qué le importamos a las estrellas, no somos más que un poco de ellas".

-¿Nosotros somos un trocito de estrella?
-Somos muy poca cosa, al fin y al cabo cenizas, rastro de muerte.
"Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado."


"Polvo que sin ser nada, es capaz de admirar la belleza de una amante, que altiva nos desprecia"

Aitana mira como miran los niños cuando no entienden a los mayores. Ahora pone todo su esfuerzo en leer las letras que acompañan a  la "estrellita".

El "ito" sabe mucho pero es poco pedagógico. Se lo preguntará a la seño.

Y yo me pregunto qué España vivirán los niños que ahora tienen cinco años, como Aitana. Porque estamos ¡tan desorientados!

María Ángeles Merino
Nota: Como veis, esta entrada incluye las reflexiones de mi hermano Agustín.

5 comentarios:

pancho dijo...

Me parecen sabios los que saben leer el cielo.
Cuando nos vamos, no dejamos ni la sombra, silencio nuevo.
Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Qué mayor está Aitana, !cómo pasa el tiempo! No sé si el abuelo te va a perdonar eso de poco pedagógico.

Te ha quedado muy bien esta entrada tan familiar, "como las estrellas".

Besos

Pamisola dijo...

No tengo ni idea que seremos pero poca cosa, y enseguida nos sustituyen.

Una niña muy curiosa, como debe ser.

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Sí, somos un trozo de estrellas, pero debemos encontrarlo dentro de nosotros. Qué bello texto.

Maria S.J. dijo...

Seguramente esta niña encontrara el norte, tiene la suerte de teneros cerca