martes, 24 de febrero de 2009

Y cuando quiero las dejo a todas y me voy a jugar a la play


Sanchico, a través de Ele Bergón ,dijo...


Pero que sensibileras, que diría mi padre, sois las mujeres. En cuanto hay una historia de amor, ya sí, entonces os gusta, cuando cuentan eso de las guerras y demás pues os aburre y ya no seguís leyendo. Luego decis que yo....¿Es verdad eso de que mandan las mujeres? Yo creo que no. Mi pibita peluquera está coladita por mis huesos y otras coleguis que no las hago mucho caso que si no.....Y cuando quiero las dejo a todas y me voy a jugar a la play porque yo hago lo que me da la gana. Faltaría plus.

El Sanchico.


La abejita de la Vega, María Ángeles Merino Moya, dijo:


Sanchico: tienes razón, somos unas sensibleras, nos guata el amor y no la guerra.Serán nuestras hormonas que nos moldean así. La testosterona vuestra hace de las suyas, también. De esa hormona tan belicosa, nosotras sólo tenemos una miajita en la cápsulas suprarrenales. Pregúntale a doña Ele, que de eso entiende...

El que mandas eres tú, que le quede claro a la pibita peluquera.


Un abrazo sanchiquesco de.

Abejita.

6 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Este chico acabará como crítico literario.

Ele Bergón dijo...

Don Pedro que yo no soy un cotilla, eso se lo dejo a mis vecinas, la sobrina del Alonso y otra señora mayor que vive con él. Pero yo no critico a nadie y menos de lo literario que no entiendo ni jota.

El Sanchico.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

uf..de conoce a sanchico...le desafiaría a la play (las máquinicas son mi escondido secreto...las tengo todas...soy un vicioso, lo siento)...besos

Silvia dijo...

Vaya, Vaya con la play, trae de cabeza a muchos padres y madres de este país.Sanchico ten cuidadin con la play que engancha, y tu pibita se mosquea y no te vuelve a cortar el pelo, que ya sabes que estudia para ello.Recuerdos y abrazos para tod@s, besos ciao.

Abejita de la Vega dijo...

Gracias a Pedro, Ele, Manuel y Silvia de parte del:
Sanchico

Merche Pallarés dijo...

¡Ay...este Sanchico! Besotes, M.