miércoles, 1 de junio de 2016

Cicatriz de Sara Mesa: una novela que no deja indiferente.



Ayer, día 31 de mayo, a las cuatro y media de la tarde, los amigos del Club de Lectura presencial, dirigido por Pedro Ojeda, nos reunimos en la Facultad de Humanidades, de la Universidad de Burgos, para comentar la novela Cicatriz de Sara Mesa. 

 Tenemos delante una obra que ha provocado gran diversidad de opiniones, desde los que les ha gustado mucho hasta los que no les ha gustado nada. En realidad, siempre es así; pero esta vez los compañeros, virtuales o presenciales, se han expresado con especial vehemencia.  Cicatriz no es una obra que nos deje indiferentes.

Los lectores van expresando ideas y Pedro Ojeda matiza alguna de ellas; aunque advierte que  reserva su opinión para el final. Señalo las intervenciones de Pedro en color azul, para distinguirlas.

Paco Cuesta, del blog El Alfoz, no ha podido asistir pero ha dejado constancia de que la novela le ha gustado mucho. 

Una novela que nos habla como si fuera televisión para sordos: sale, se levanta, entra...¿Cómo se llama eso?

Una voz narrativa omnisciente que da cuenta de algunos detalles y omite otros.

Según la iba leyendo, me iba entrando la curiosidad. Me admira la autora porque es difícil hacer un diálogo con un personaje como él (se refiere a Knut). Su trabajo me ha gustado, muy de nuestro tiempo.



Me pareció una prolongación de mi trabajo, dice una lectora abogada que vive cotidianamente casos de maltrato psicológico, en un juzgado de familia. Le sorprende que exista maltrato sin conocerse y a través de internet. También  conoce de cerca los robos en los grandes almacenes: Pillan a la mitad de la mitad y en los precios están incluidos los robos. Hay quien es sorprendido y sigue negándolo, incluso caras muy conocidas de nuestra ciudad.

Me ha gustado la manera de escribir, el uso de la letra cursiva.

Me recuerda los programas de radio de la madrugada, donde hablan personas desgraciadísimas. Nadie lo había plasmado a través de internet. Es una novela muy actual.

Me ha gustado el final: escribe, vende los tres primeros libros, acaba haciendo lo que él dice.

Ella es tonta y masoquista.

No habría pasado de la página 62, pero me comprometí a hacerlo. La relación amor odio me ha gustado. El lenguaje es muy pobre y no me creo que alguien robe zapatos y no lo pillen. Y de Armani nada menos. En Marte tal vez.

Yo le preguntaría a Paco Cuesta: por qué te ha gustado.

¿El marido no se entera de nada?

No me ha gustado, me cansa la forma de escribir de esta escritora.

Es una relación inverosímil.

 La relación no es inverosímil, aunque el personaje de él sí lo sea.

El personaje de ella es superficial, no sabemos quién es ella. El personaje de él es un boceto, pasa por encima muchas cosas. El erotismo no está claro, tal vez sea  fetichista...Es un personaje sin desarrollar.

Me gustaría que la autora nos explicara lo que ha pretendido. Él es la idea del mal, es amoral y perverso. Es más una idea que un personaje.

Imagina una ciudad ficticia (Cárdenas), pero los detalles son de una ciudad como Madrid o Barcelona. Habla de El Corte Inglés o de La Casa del Libro.

Crea un espacio recurrente, como muchos escritores.

No ha construido ese espacio recurrente ¿Lo ha hecho adrede o no lo ha trabajado?

Le interesa lo interior más que los espacios. Lo que ha querido construir es una novela mental, la mente de los personajes, da igual que sea una ciudad u otra.

¿Os han molestado los saltos temporales? No, por unanimidad.

La forma es un poco morosa, cansa.

La estructura es la adecuada a esta historia. Hay una parte manipuladora y otra manipulada. ¿Cuándo comienza todo? En el archivo, ella está desmotivada, se aburre, no tiene vida, se le abre alguien que le hace regalos…Es la soledad del personaje. Llega un momento en que la relación la abruma, pero está enganchada y, al final, le busca por la calle en donde ella sabe que vive, hay una propuesta de continuación.

Manipuladores y manipulados, si se encuentran quedan enganchados. Algo que queda muy bien reflejado en la novela.


Es una relación tóxica: más me maltrata, más enamorado está.

Se emociona cuando roba para ella. La aventura la quiere a través de él.

Es un personaje que no te lo crees.

Hay dos situaciones muy bien construidas, lo dice alguien que no le ha gustado la novela. ¡Pedro Ojeda se destapa!
  • Cuando leemos el último capítulo, estamos esperando un final como el de Doctor Zhivago.
  • Cuando parece que los van a pillar, la tensión...
Son dos momentos muy bien construidos.



Hay muchas citas como de primero.

 Las citas no están integradas en la novela.

¿Cómo nos deja a los clubes de lectura? Gente mayor y aburrida.



 Hay gente que lo ha leído muy bien y hay gente a quien se le ha hecho insufrible. Es un libro que se ha vendido muy bien. No deja indiferente a nadie.

Ella fantasea, lo de él es terrible. Ella se deja llevar por la fantasía.

¿Qué busca ella? Una persona que crea en ella, aunque la castigue...

Sin embargo, no aguanta la relación personal, la "hendidura" de las ocho horas que pasa con él, quiere irse, le quema el roce, mira el reloj.

Ha habido pegas en cuanto a la construcción, a algunos se les ha hecho cuesta arriba.

Hay ideas no desarrolladas, se le escapan de las manos: el fetichismo, la manipulación.

 Me gusta el estilo, Sara Mesa tiene mucho oficio. Los recursos técnicos son demasiado evidentes pero funcionan. está bien escrito, las propuestas son interesantes pero no están desarrolladas. 

Una relación así puede existir, él es inverosímil. Lo que me más me ha preocupado es que empieza con unos planteamientos contra el sistema  que se quedan en nada. Las bases son excelentes. Propone pero no transgrede, se queda en nada. Para Sonia es irrelevante, no es su vida pero siente curiosidad.

Sombras de novela romántica, de esa que sigue funcionando: hombre rico que se enamora de chica pobre. Venden ensoñación para gente que busca lo que no está en su vida normal. La novela romántica suele estar mal escrita, ésta está bien escrita.


Sombras...

La autora sale de la novela romántica convencional a través del estilo. Está bien escrita y recurre a los saltos temporales, algo prohibido en las novelas románticas. Ya no es una novela romántica pero tampoco lo que se propone al principio. No desarrolla ese potencial.

Nuestra relación con la novela es ambigua, según pidamos. Tiene buen oficio, promete, no es una novela de encargo, pero tiene todas las pintas. Es el esbozo de una gran novela.

¿Qué opina la gente joven?

 Ha gustado mucho a la gente joven.

Puede ser el libro de mesilla de los de Podemos. ¿?

Las treinta primeras páginas parecen de una escritora y el resto de otra.

Una lectora destaca algunas palabras machistas del personaje: “yo voy en línea recta…” A Pedro le parece muy interesante ese fragmento. 

Porque el personaje  es muy machista. tanto como la novela romántica, historias como  Pretty Woman...que tienen tanto éxito.



Antes de cerrar mi pequeña crónica, quisiera llamar la atención sobre el hecho de que nadie haya llamado a los personajes con su nombre. No he oído ni Sonia ni Knut. Puede ser significativo. Recuerdo otras lecturas en las que llamábamos a los protagonistas por su nombre, como si fueran amigos de toda la vida. Sí, incluso a Tediato...

Agradezco a Sara Mesa que me haya ofrecido una novela diferente, una novela de soledad, de manipulación, de obsesión, de la nada atiborrada de mensajes que podemos vivir en los tiempos de internet. A mí me atrapó el aislamiento de Sonia en el archivo, pasando fichas escritas a una base de datos que ya estaba condenada a desaparecer. Y, en medio de ese trabajo tedioso e inútil, entra Knut en su ordenador, se ha fijado en ella. Sonia manipulable no podrá desengancharse de su manipulador. ¿Una continuación? 

"Se empequeñece mientras avanza. Se difumina. Desaparece."

Un abrazo para todos mis compañeros virtuales y presenciales:

María Ángeles Merino

¿Qué pensará Sara Mesa de nuestras palabras? ¿Y de las de Pedro Ojeda?


24 comentarios:

  1. Siempre ahí, tejiendo la tela, más que arañita pareces hormiguita, grano a grano.

    De no haber sido recomendada por La Acequia creo que nunca me habría fijado en esta novela, y menos si te la "venden" como que "se vende bien".

    En mi librería de cabecera donde ahora hago los encargos coincidieron también en el argumento de que era muy vendida, de que "ellos también la recomendaban, a pesar de los cabos sueltos" y les sorprendió que se hubiera recomendado en un club de lectura, club que no conocían. Ello también organizan sesiones colectivas y tal.

    Supongo que Sara Mesa estará encantada de que estemos hablando de ella, aunque sea bien :-), pero le sentará a cuerno quemado las críticas y además dirá que no hemos entendido nada, que no sabemos salir de los convencionalismos, de la linealidad y de las cosas facilonas, como Larra, pero oye, para gustos, los colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hormiguita siempre encuentra algo aprovechable.Sigo pensando que Cicatriz lo tiene

      Eliminar
  2. Gracias María Ángeles por tu crónica, la verdad es que parece que estoy allí mientras te leo. Nada que añadir a la opinión que ya he manifestado. No sé qué pensará la autora, la verdad es que me da igual, y sí, a algunas personas esta novela nos deja indiferentes.
    Me resulta curioso que exista esa diferencia de edad entree la gente a la que le ha gustado y a la que no.
    Otro elemento es que si hay cambios en el poder también los hay en los gustos culturales, de hecho está claro que desde arriba se decide mucho sobre nuestros gustos.
    Un amigo mío en 2014 ya me hablaba de la manera en la que se "recolocaba la gente" para ser los nuevos plumiferos de los nuevos mandatarios.
    Bueno, después de todo a la chaqueta de pana hay que ponerle unas coderas 2.0.
    Gracias por tu crónica, y gracias a la "Señá Carmen" por sus comentarios.
    Pues nada, espero que junio sea más entretenido ya que no había centros comerciales en esa época.
    Gracias, de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque jaya manipulación desde arriba siempre podemos dejar caer el libro que no nos guste.

      Eliminar
  3. Yo soy de los entusiastas de la novela. Me habría encantado estar con vosotros, seguro que el debate fue muy vivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nosotros de estar contigo. Si tú eres entusiasta, hay que tenerlo en cuenta.

      Eliminar
  4. Le encantara porque la crítica es constructiva y ademas se defiende que tiene un estilo propio y sobre todo se agradece esos puntos de mira para los que somos lectores pero nos falta ese criterio.Y en cuanto al Doctor Zhivago lo estoy releyendo y es muy, pero que muy lento, cuando lo leí por primera vez me encanto y en estos momentos me agota, pero lo terminaré por obligación.

    Es una gozada pasar por este rincón, siempre se sale con algo aprendido.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, María Ángeles, me hubiera gustado estar allí. La novela me gustó, en general, aunque no me entusiasmó, pero me has ayudado mucho a saber el por qué.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo
      Sin entusiasmos nos gustó.

      Eliminar
    2. Coincido contigo
      Sin entusiasmos nos gustó.

      Eliminar
  6. Gracias, María Ángeles: transmite esa polémica que se ha manifestado entre aquellos a los que no les gusta la novela y a los que les ha dejado insatisfechos o, incluso, sólo la han terminado para poner opinar. Esto es, en el fondo, un club de lectura. No siempre vamos a estar todos de acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viene bien la polémica.Esta ha sido muy interesante.

      Eliminar
    2. Viene bien la polémica.Esta ha sido muy interesante.

      Eliminar
  7. También me hubiera gustado estar con vosotros. La verdad es que las veces que he asistido ha sido muy enriquecedor.
    Toda expresión artística tiene que seducir y dar en una fibra especial, pero ya sabes que yo no la he sentido. Para gustos hay colores como dicen Carmen y Pedro. Si todos opinásemos igual.. qué aburrido.
    A mí lo que me va llamando la atención es que parece que gusta más a los hombres que a las mujeres. Supongo que tendrá su porqué.Lo que sí que es cierto es que es una una obra que nos leva a hablar y a escribir sobre ella.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gusta más a los hombres...a ver si Sonia es Madame Bovary.

      Eliminar


  8. Gracias, María de los Ángeles, por tu crónica tan elaborada, como siempre. También a mi me hubiera gustado estar presente, desde luego. Y sobre la novela en sí, ya me he expresado contundentemente en mi blog y me afirmo en ello; soy de los que la terminó para poder opinar.

    Ojalá que la autora, que indudablemente tiene talento técnico, recoja las críticas negativas en cuanto al contenido y las procese (como sabemos, las positivas siempre son bienvenidas y nutren al ego) y nos ofrezca, algún día, una gran novela.

    Besos a ti y Saludos a todos

    ResponderEliminar
  9. ¿Por qué gusta más a los hombres que a las mujeres?, observa Ele Bergón. A mí me pareció un punto de vista muy masculino, una mujer vista por los hombres con todos los tópicos al uso. La comparación con Pretty Woman muy pertinente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tópico de que nos vuelven pocas los trapos caros. Algo de eso hay.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar