domingo, 18 de agosto de 2013

Aguas ocultas

 
"De todas las aguas de una vida, las más peligrosas son las ocultas. Deberíamos tantear el suelo en cada paso, porque es tan frágil que una pisada imprudente puede hacernos caer en ellas. Caer tan adentro que pareceríamos olvidarnos de nosotros mismos, de nuestra casa y del camino que cada día nos lleva hacia el amor, la palabra cariñosa y el abrazo que necesitamos junto al trozo de pan que nos alimenta..."


 


¡Cuidado con las aguas ocultas! Tanteamos el suelo y el amor es la mejor barandilla. ¿O no?



Un abrazo de:

María Ángeles Merino

 
Gracias a mi compañera Laura que me prestó sus fotos. 

5 comentarios:

Aldabra dijo...

es un libro delicioso, verdad?... es un libro para leer y leer y reflexionar y leer.

voy volviendo poco a poco, sin prisa y con más sencillez.

muchas gracias por venir a visitarme.
biquiños,

Merche Pallarés dijo...

Estoy con ALDABRA, es una belleza de libro y es para leer y volver a leer. Muy bonita esa barandilla sobre ese precipicio... Muchos besotes, M.

Maria S.J. dijo...

Va por delante que no conozco el libro.

Aguas ocultas de nuestras vidas que nos hagan olvidarnos de vivir? de amar?
Para mi las aguas ocultas de la vida son las promesas de nuevos y frescos manantiales, caer en ellas ha sido, es y sera un placer.



Myriam dijo...

Me sumo con gusto a los comentarios de ALDABRA y MERCHE: Bello, ¿verdad?

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Gracias, María Ángeles, por este regalo tuyo.