jueves, 5 de marzo de 2009

Nieve de marzo en Burgos, aunque ya nacieron las violetas.

Vista desde mi ventana hace unos minutos.


Violetas en el paseo de la Isla , en Burgos. Finales de febrero.

5 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Tela marinera...el puñetero invierno...que se vaya ...pero !YA¡...abrígate amiga...besos y abrazos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¿Para cuándo el fin del invierno? Qué largo se me hace este año...

Anónimo dijo...

Buenos días:

Tu entrada me ha recordado algo que mis padres nos contaban.
Mi madre trabajaba en una fábrica, y mi padre iba desde la otra punta de Burgos para acompañarla. Pero antes, había pasado por el Parral, para coger unas violetas que sabía que a mi madre le encantaban.
Ninguno de los dos tenía una gran cultura, ni habían leido mucho, pero ¿no crees que ésto es poesía?.

Saludos. Gelu

P.D.: He tenido que repetir el comentario, pues me ha desaparecido y no lo había guardado.

Silvia dijo...

Abrigate Marian, menudo frio que tiene que hacer, Sol, Sol, Sol, que salga el Sol de una vez,yo soy de verano, y este invierno lo estoy llevando faltal, pero seamos positivos y queda 20 días para que el crudo invierno termine oficialmente de una vez.Besitos.

Abejita de la Vega dijo...

Gracias, Manuel,me abrigo bien porque entro prontito al "curro" y, un poco antes, saco al Curry.

A mí también se me está haciendo largo,Pedro. Esperemos que no se cumpla eso que dicen de Burgos:"diez meses de invierno y dos de infierno".

Es poesía eso que me cuentas,Gelu.Tu madre es una mujer con suerte. Mis violetas estaban en la Isla, muy cerca del Parral.Bienvenida a este blog.A mí también me pasa eso que dices y ¡me da una rabia!

Te digo comoa anuel: me abrigo, me abrigo. A ver si son sólo veinte días ...
Un beso a todos.