miércoles, 25 de agosto de 2010

Desde el cercano Palacios de Benaver, damos un paseo hasta la ermita de San Pelayo, en San Pedro Samuel (Burgos).



Hemos recorrido unos dos o tres kilómetros desde el pueblo. Al final del camino, está la ermita de San Pelayo.



Nos encontramos con la estela epigráfica dedicada a Bernabé Pérez. Dicen que estaba cortando un árbol y tuvo un desgraciado accidente.



La puerta con su ramita seca.



¿Nos asomamos al ventanuco? Las esculturas de los capiteles son centauros o centáurides.



Aquí los capiteles están decorados con motivos vegetales.




Hay rostros humanos en los canecillos. ¿O son máscaras?



Si alargamos la vista vemos los molinos eólicos, esos que proliferan por todas partes. ¡Si los viera don Quijote!



Descubro la parte trasera de la ermita. Cuando la visité sola no me atrevía...Es un paraje muy solitario.



En la parte trasera descubro este capitel con decoración floral.



Una nube gris que nos refrescará con unas gotas de lluvia, muy poca cosa.



La cebada juega al corro.


En este paseo me acompañó E., con su perro Rufo. Hablamos un poquillo...Gracias por la compañía.

Ya conocía esta solitaria ermita, con sus restos románicos. Pero siempre es distinta. La última vez fue en invierno...y estaba Curry.


¿Qué tiene el románico?

5 comentarios:

  1. Esta ermita es mucho más bonita. ¿Qué tiene el románico? Sencillez, austeridad, armonía, belleza. Me gusta muchísimo más que el gótico que ya es más apabullante y majestuoso aunque también sea sobrio. Más de "nuevos ricos" diría yo. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  2. Añado al comentario de Merche, que el Románico me inspira serenidad, como un mar en calma.

    ResponderEliminar
  3. ¡Como me gustaria conocer aquello...!

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Merche: ni compara, aunque esta ermita sólo sea medio románica. A mí me gustan tanto el románico como el gótico. Me gusta el románico en medio del campo como aquí. Y el gótico en medio de una ciudad, es que soy de Burgos.

    Pedro: así, así.
    Cornelivs: a mí también me gustaría ver las sierras de tu provincia.

    Paco: como un mar en calma, perfecto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar