jueves, 6 de abril de 2017

Pequeña crónica de nuestra reunión en torno a A sangre y fuego de Manuel Chaves Nogales.


Pequeña crónica de nuestra reunión en torno a A sangre y fuego de Manuel Chaves Nogales, para la lectura colectiva de La Acequia, dirigida por Pedro Ojeda.

El pasado martes, 4 de abril, a las cuatro y media de la tarde, los lectores del Club de Lectura presencial nos encontrábamos en la Facultad de Humanidades y Comunicación, de la Universidad de Burgos. Teníamos por delante el comentario de A sangre y fuego de Manuel Chaves Nogales. 

En primer lugar, Pedro Ojeda nos recordó el merecidísimo premio Castilla y León de las Letras 2016, recibido por nuestro admirado, y leído, amigo Óscar Esquivias. 


Y después de algunas noticias en relación con nuestras próximas lecturas, escuchamos a nuestro profesor:

-(P.O)A la mayoría os ha sorprendido. Manuel Chaves Nogales es un desconocido. Escribió "A sangre y fuego" durante la Guerra Civil. Era un liberal republicano que odiaba por igual al comunismo y al fascismo. Va a la Unión Soviética y denuncia, en un libro, lo que está pasando con el comunismo. Va a Roma y denuncia lo que está pasando con el fascismo.


El periódico en que trabaja se colectiviza y sigue trabajando en su puesto. No encaja. Se marcha al exilio, a París, cuando el Gobierno de la República se va a Valencia. Escribe, desde allí, este libro que se publica en español y en inglés, para un público internacional. Denuncia la situación ante las potencias, el mundo ya está encaminado hacia la segunda guerra mundial.

Su libro más conocido es la biografía del torero Juan Belmonte. Como si lo hubiera publicado un marciano, todo el mundo lo leía pero nadie sabía quién era ese autor. Es un modelo perfecto de biografía y de biografía de un torero. 




No hay duda, está en contra de la sublevación militar. Denuncia la barbarie y la desunión del bando republicano. Anuncia que va a haber una derrota y se considera fusilable tanto por  unos como por otros. La edición última incluye dos relatos sucedidos en el País Vasco, se conocían en inglés y han sido recuperados en castellano.

La tensión narrativa es muy fuerte, se nota que está escrito por un periodista. Hoy se diría literatura no ficcional. Se disfrazan nombres pero son casos conocidos.


Ahora habláis vosotros (diálogo de Pedro Ojeda P.O con los lectores L)

-(L) Me ha parecido bien, escribió casos que conocía.


-(P:O) No son casos que él había conocido directamente, cuando se va a Francia conoce todas esas historias. Están muy literaturizadas. El de las lucecitas es el más novelesco. Los mejores relatos son, en mi opinión, los menos literarios. 

-(L)¿Aparecieron los cuadros? (Se refiere a los Grecos de El tesoro de Briesca)

-(P:O) No, es literatura. Se inspiró en la Junta de Incautación y Protección del Tesoro Artístico que creó la República para evitar la rapiña y salvar el patrimonio. Hizo una gran labor. 

-(L)Tal vez pensó en  los cuadros de El Greco de Illescas, los del Hospital de la Caridad, que estuvieron en una cámara del Banco de España. 

-(L)Me gusta mucho el libro, es superinteresante, se aprenden cosas, está muy bien documentado.

-(L)El de Bigornia es un personaje formidable, un físico básico, un bestia, se mete en el tanque y arde. 


Bigornia está que arde

(L) También he leído y disfrutado La vuelta a Europa en un avión, del mismo autor. 



-(P:O)En otros países, con otra fortuna, hubiese sido uno de los grandes. Un lenguaje muy moderno, mira como un periodista, observa como un periodista, va y lo cuenta. Muere muy pronto.

-(P:O) María Ángeles tiene su historia personal y familiar con este libro. 

-(L)En mi blog, mi madre recuerda como vivió la guerra, después de leer y comentar algunos fragmentos de A sangre y fuego. Lo podéis leer en mi blog. 


-(L)Me revolvió por dentro, como me ocurrió con "Intemperie" de Carrasco, aquel libro del niño y el cabrero.

-(P:O)Es un libro para provocar una reacción, no esconde la crudeza.

-(L)El que más me gusta es Bigornia, el herrero. Es un ogro bueno. 

-(L)Un saco con orejas cortadas, impactante.

-(L)Me gusta el de los caballistas, lo expresa todo.

-(P:O)Es una pieza maestra, literariamente redondo. Dos personas hermanadas por la amistad.

-(L) El punto humano, el otro paga por otro. Personas que no encajan con esa violencia. Y eso está pasando ahora. 

-(P:O) Hay diferentes versiones de cómo actúan ante lo que está pasando. Si no encajas, si eres republicano y no estás de acuerdo, te matan.

-(L)Gente republicana y demócrata que no estaba de acuerdo. Militares moderados que pensaban distinto.

-(P:O) Muchos años de contar la guerra como guerra de dos bandos. Este libro no encaja en la propaganda que nos cuenta las cosas de forma polarizada. La mayor parte de la gente no está en los extremos.

¿Eres blanco con rayas negras o negro con rayas blancas?

-(L) Me ha gustado eso.

-(P:O) El que menos me ha gustado es el de las lucecitas, era algo que existía (las señales de luz en Morse) pero lo cuenta de forma demasiado novelesca.

-(L)Sensación que te lleva a otra pausa.

-(L) Es tristísimo, los comandillos que pillaban a unos cuantos que confesaban y luego los mataban.

(P:O)La Columna de Hierro existió como la Patrulla del Amanecer, la de Onésimo Redondo, que recorrió los Torozos y asesinó a miles de personas. Mucha gente murió cuando llegaba a un pueblo y salía el alcalde o el cura y señalaban: "este" , sin proceso. 

 A Muñoz Molina le gusta mucho Chaves Nogales, se identifica mucho con él, porque su posición es más dura con los suyos que con los ajenos.

-(L) El concepto que tienen del ejército: no hay mandos y hay desorganización. Sus enemigos tienen más organización.

-(P:O)En el ejército republicano, combaten contra los sublevados mientras tiene lugar una revolución doble: la comunista y la anarquista. El anarquismo gobernó en muchas zonas, algo que no había sucedido en ningún país.

-(L)Lo que más me ha gustado es el autor, el prólogo. Su lenguaje es muy moderno. El libro es un alegato a la estupidez y a la barbarie.

(P:O)Todo lo que podáis coger de este autor: leedlo: biografía de Belmonte, "La vuelta a Europa en avión"...


-(L)He leído a Arturo Barea, uno que aguantó más que éste. En la trilogía La forja de un rebelde, describe muy bien lo que pasó en Madrid. "La llama" es el mejor, los otros dos son más flojos. 

-(P:O)Arturo Barea es otro autor sepultado por la historia. Su lenguaje sorprende por la modernidad, no ha envejecido.



(P:O)Poco leído también es Max Aub. Exiliado, vuelve a España a los años cincuenta, cuando Franco permite la vuelta de algunos. Se encuentra con la mediocridad moral del régimen y la gente que quisiera olvidar a guerra civil. Reconoce las calles pero no reconoce a España, no encaja, regresa a México y desde allí escribe La gallina ciega.

-(L)Ayer dieron en televisión la película Sierra de Teruel sobre el derribo de un avión republicano en la guerra. Malraux aparece en A sangre y fuego, "desolado francés", rodeado de Alberti "con su aire de divo", Bergamín "pajarraco" y María Teresa León "Palas rolliza" con revólver. 


(P:O) La Exposición del ochenta aniversario del Guernica de Picasso comienza ahora y no hay que perdérsela.

¿Qué personajes os han gustado?

-(L)La monja del relato final, un homenaje a Indalecio Prieto. ¡La monja era su sobrina!

-(L)Valen y su padre, en "¡Massacre Massacre!", se despiden y saben lo que va a pasar. 

(P:O)En los relatos hay unos pocos momentos de pausa en los que parece que la historia va a ir por otro lado, pero no. El hijo no va a salvar al padre, etc. Llegar a esas dos líneas ya vale el cuento entero.

-(L)El de los cuadros se muere pensando en los cuadros de "El tesoro de Briesca".

-(L)El que se muere delante del moro, muy plástico.

(P:O) Había que rescatar a autores de esa época como Sender o Julio Camba. De Camba me gustaría traer Aventuras de una peseta. 

-(L)¿Sainz Rodríguez? 

(P:O)Es un autor vinculado a don Juan, a Ansón.

En "Los caballistas" hay un esfuerzo de inversión. Cuando los moros eran los malos, cuenta todo lo contrario. El bueno, el civilizado es el Cadi. Las orejas cortadas las lleva el legionario. La comprensión hacia el otro, la empatía, cosas muy modernas.

Empatía

(P:O)El personaje del Inglés, enamorado y siempre borracho.

-(L)Personajes que no encajan, perplejos. Denuncia los extremos.

(P:O)En el prólogo, el autor nos anuncia que va a ganar la violencia. Denuncia los extremos.

-(L) La maldad. Oí en la radio a un especialista. Según un estudio, el 5% de la población tiene algún trastorno que le hace propenso a la maldad. En las guerras, en situaciones extremas, se despierta lo peor, algo químico, la falta de empatía. ¿Cómo hay tanto malo? En situaciones buenas todos son buenos.

-(P:O)Ahora abundan los corruptos. El corrupto no es consciente de que está haciendo daño. Esto lo hacen todos, dice. El malo es muy atractivo y da mucho juego en la literatura. ¿Hay personas malas? El 5%, si existe que sea compensado por la gente buena.

Me alegro de haber traído a un gran autor. Todos habéis oído hablar del nuevo periodismo y se considera como su creador a Truman Capote, el de "A sangre fría". Ya lo hacían los periodistas españoles en la época de la República y algunos fueron sepultados por los dos lados, como Chaves Nogales. Escribían magníficamente bien.

Nosotros también nos alegramos y salimos de la sala comentando ya la próxima lectura, una novela muy de mujeres: "Media Vida" de Care Santos. Un premio Nadal, nada menos. 

Un abrazo de María Ángeles Merino Moya para los que pasáis por aquí. 

16 comentarios:

  1. Ahí tenemos una lista de autores que parece que siempre han estado ahí, pero no: Aub, Barea... De mujeres solo me viene a la mente María Teresa León, pero mi memoria para esto es fatal.

    Muchos periodistas contaron la guerra de Vietnan, estoy recordando ahora a la Fallaci, ¿escribirá alguien textos novelados sobre la guerra de Siria?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Autores olvidados y siempre hombres. La Fallado fue eccepcional.
      No sé si en Siria...
      Besos

      Eliminar
  2. Me gustan tus crónicas...
    ¡Gracias!

    Besos, y a descansar unos días.
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan las visitas desde tu orilla. Descanso y Besos.

      Eliminar
  3. ¡Qué estupenda lectura! Me ha tenio absorta. No conocía a Chaves Nogales y me parece fantástico. Es la primera vez que he visto en la Literatura ese punto de encuentro, ese estar en un lado de los dos bandos y no identificarse al cien por cien con todo lo que significa. Poder hacer ese análisis y plasmarlo en un libro, me parece un adelantado a su época.
    Un placer leer algo así, Mª Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un autor moderno. Estamos acostumbrados a lo de bando bueno y bando malo.
      Besos

      Eliminar
  4. Graciaaaaaas, como siempre por tu crónica, María de los Ángeles.

    Leo en los comentarios en azul, sobre lo que dice un especialista en la radio (no sé que tipo de, ni en que área) y no me puedo quedar callada: hoy se acostumbra a llamar trastorno (eufemismo de enfermedad) a todo. Y no, no estoy de acuerdo: la maldad no es una enfermedad, no es un trastorno: es una elección y como toda elección es consciente y el sujeto actuante debe asumir su total y absoluta responsabilidad.

    Y otra cosa ya que estamos: el psicópata (los hay de distintos grados) no nace psicópata; se hace (salvo raras excepciones) Y no es un enfermo (psiquiátrico): tiene plena consciencia de sus actos y por eso es imputable jurídicamente.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay personas malas pero son pocas afortunadamente. Los malos no empatizan.
      Besos

      Eliminar
    2. Creo que hay personas malas pero son pocas afortunadamente. Los malos no empatizan.
      Besos

      Eliminar
  5. Me gustó mucho la reunión del pasado martes, por el tono y las contribuciones. También que todos coincidiéramos en que nos había gustado esta colección de cuentos. Gracias, como siempre, por tu puntual crónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lectura quedó enriquecida. La cronista lo vive dos veces.
      Besos

      Eliminar
  6. Que estupenda entrada y adornada con ese lenguaje que me rechifla sencillo pero tan bien estructurado; me apuntaba a tus clases seño : me encanta la riqueza de léxico que tenemos por eso tenemos que leer más a nuestros autores, aunque se traduzcan.Nunca mejor dicho que una mala traducción puede dar al traste con una buena obra.

    Deseando a todos una tranquila Semana Santa.

    Un fuerte abrazo MªAngeles



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un traductor puede ser un traidor.
      Estás apuntada.
      Besos

      Eliminar
  7. Me hubiera gustado estar allí con vosotros, en especial porque yo no he podido con el libro. Ahora al leer tu entrada, pienso que tengo que volver a retomarlo.
    Como siempre una buena crónica de todo lo que ocurre en esos martes de lectura presencial de la Acequia, con los comentarios, de todos los asistentes y el añadido por tu parte, de los enlaces y las fotografías. Arturo Barea, Max Aub, sí me han gustado, pero Chaves Nogales...no puedo, de momento, entro en ese libro

    Gran trabajo

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hay libros que nos cierran sus puertas y es mejor dejarlos.
    A mí me pasó con alguno.
    Ya lo retomarán.
    Besos

    ResponderEliminar