miércoles, 5 de enero de 2011

Más imágenes y más palabras para "Dante en el Salón Rojo" ("Inquietud en el Paraíso")



Catedral de Burgos,monumento funerario en el arranque de la girola.

Sepulcro tardogótico, 1511, obra atribuida a Simón de Colonia...Para don Cosme Herrera,el sepulcro del arcediano Villegas no es solo una obra de arte. Es una puerta, no metafórica, hacia el Purgatorio. Don Cosme escoge al seminarista Rodrigo para que participe de su quijotesca locura. Es el único alumno del seminario que lee “Vida Nueva” de Dante, desde 1878. El quijotesco don Cosme Herrera elige a Rodrigo Gorostiza como su Sancho Panza. Julián Bayona elegirá a Román Antón. Dos Españas irreconciliables, con sus quijotes y sus sanchos.

Puertecita misteriosa, al lado del sepulcro de F. de Villegas. Pero don Cosme no se refiere a esta puerta. ¿O sí?

En la Catedral, ante la pétrea figura yacente del primer traductor al castellano de la Divina Comedia, don Cosme inicia al soñador seminarista en los misterios de la estatua. No representa a un muerto, es un lector que detiene su lectura y señala la página con el dedo, señalando el Purgatorio. No, no está hablando en metáfora, es un lugar real y el camino a seguir también lo es. Cuatro siglos lleva diciéndonoslo el arcediano y , al parecer, nadie se ha enterado.

Detalle del sepulcro del arcediano Fernández de Villegas. Misterioso dedo y misterioso libro.

El canónigo considera que ya está bien por hoy; devuelve, al muchacho, el viejo ejemplar de "Vida nueva" y se pierde en las sombras de la girola.

Hacia la girola quedan dos capillas en restauración.

Volvemos al Salón Rojo. Allí no les ha nombrado al arcediano Fernández de Villegas, el inspirador de sus dantescos delirios. Pero sí les ha propuesto una expedición al Purgatorio, bajo patrocinio de alguno de los ricos asistentes, como Don Perfecto Ruiz Dorronsoro, el dueño de la fábrica de zapatillas. Al Purgatorio con zapatillas "Argentina".


Foto de la fábrica de don Perfecto Ruiz Dorronsoro (página del libro "Veinticuatro mil días en Burgos", de Agustín Merino, mi padre)

Se oye una voz que clama: locura, disparate…Es una urraca, es doña Urraca, es la dirigente carlista María Rosa Pastor Urraca, fugitiva de la policia que la detuvo en Madrid, por patriota.






Al parecer, el personaje del tebeo, doña Urraca, está inspirado en la tradicionalista Rosa Pastor Urraca.

La urraca, digo doña Rosa, está hablando al director del periódico burgalés “El castellano”.


Cabecera fervorosa de "El castellano". Foto tomada de la página 177, del libro "Burgos, la ciudad vivida", de Fernando Ortega y Carlos de la Sierra.

Le dice que sólo les falta que un canónigo “mochales”, qué adjetivo más antiguo, maltrate a la pobrecita Iglesia. Cuando se enteren en el arzobispado...¡ Con la animadversión que el arzobispo Castro tiene al penitenciario pero culto don Cosme, el confesor de los pecados más gordos! Acordaos de la adúltera doña Clarita, lectora a la fuerza de "Madame Bovary". Esquivias dice que le gusta mucho Flaubert, fui testigo. A mi también, aunque considere a la Bovary como la más tonta de las tontas literarias. Y perdón por la digresión.

Edificio del arzobispado, en Burgos.

La preocupación del señor director es que esto llegue a oídos de la “mala prensa”, de los “plumillas anticlericales”. Se imagina el titular de “El heraldo de Madrid” e incluso los del peligrosísimo “Diario de Burgos”, considerado liberal. ¿Cómo sería "El castellano"?

Foto del antiguo edificio del "Diario de Burgos", ya derribado. Cuando estaba a punto de desaparecer, alguien puso la uve.

Y, para aumentar su expresión de espanto, por ahí anda la señorita escritora María Cruz Ebro, , una mujer intelectual y adelantada a su tiempo, autora de novelas censuradas. La “lechuza curiosona”, gordita y poco agraciada, sonríe mientras escucha a un exultante don Cosme y al atildado periodista del “Diario de Burgos”, Julio Martínez Palacios, que le hace preguntas. Doña Urraca se pone enferma de ver a estos dos ,que no son precisamente de su cuerda, y anima a marcharse al dire de “El castellano”.

Retrato de María Cruz Ebro, ni tan gorda ni tan lechuza. 

Esta novela de María Cruz Ebro fue retirada. Tomada de la página 447 del libro, ya citado, de Agustín Merino

Pero este ha de dar una orden a su "pisaverdes" redactor , que está contando un chiste, largo y sin gracia, a la bella Conchita Plaza. Cuando el chistoso ve al jefe, se calla y se pone en posición de firmes. La guapa se escabulle aliviada. Con voz áspera, el jefe le ordena que , cuando termine el artículo, lo deje en la mesa y, sobre todo, que no se le ocurra contar la propuesta del padre Herrera. Sutilezas teológicas y nada más.

Ahora están solos,el del "Diario de Burgos" y María Cruz Ebro, la cual perora contra la existencia del Purgatorio y contra lo de la resurrección de la carne. Eso de que la Conchita Plaza se quede resucitada y lozana, para toda la eternidad; mientras ella permanezca igual de gorda...¡Ni hablar! Prefiere la metempsicosis y que , ambas, sufran la reencarnación en perras o gorrinas.

Se mete en la conversación un anciano que pide , muy remilgadamente, el permiso para dar su opinión. Cortésmente extiende su tarjeta. Es don Agustín Garrús, catedrático de volapük,lengua artificial , y presidente de una americana sociedad filantrópica. Y vive en el hotel "Norte y Londres", cerquita de esa Comandancia donde tanto se está cociendo.

Foto navideña y actual del hotel "Norte y Londres".

Garrús tiene su propia teoría: la desencarnación o reencarnación al revés. La Ebro, algo guasona, le invita a un chocolate, en su casa, para que se lo cuente a sus amiguitas. La conversación sigue con finezas versallescas y roturas de cristales.

Don Cosme está ahora con el director del Instituto y el catedrático del mismo, y ex alcalde, don Eloy García de Quevedo. Este último , en el Burgos de aquella época, era el perejil de todas las salsas.


Detalle de una foto del claustro de profesores del Instituto De Burgos. Don Eloy García de Quevedo y la profesora de lengua francesa. Tomada del libro "Burgos de memoria", de Luis Ángel de la Viuda 

Instituto "Cardenal López de Mendoza", entonces era el único que había en Burgos.

Al grupo se une el doctor Albiñana, con muchas ganas de hablar. Champán, tabaco, abrazos, voces, habanera de Chabrier y carcajadas. Un desamparado Rodrigo, con sus faldones de seminarista e ignorado por los camareros, piensa que si esto es el mundo, no parece tan peligroso ni tan atractivo. Aunque esos cuerpos jóvenes desnudos, los del cuadro de tema mitológico , no están nada mal. Se aparta, fuera tentaciones.

El padre Herrera sigue de grupo en grupo. Albiñana, sobrado de tequila, le abraza y le califica de cojonudo. Ahora dice que está componiendo una "Conchitomaquia", dos mil versos en honor de la Plaza. Serán mejores que los de Zorrilla, el duque de Rivas y "todos esos tíos". Si Conchita llega a nacer en el Peloponeso, habría sido causa de muchas guerras. Este hombre está ocurrente. Un "pollo litri" le adula y él se crece. Sigue enhebrando disparates, ahora es un cuadro de la Virgen pintado por Marceliano Santamaría, con los rasgos de la famosa beldad burgalesa.


Busto de don Marceliano Santamaría, al final del Espolón.Tomada de la página 138 del libro, ya citado, de Agustín Merino)

Museo Marceliano Santamaría, en el Monasterio de San Juan.


Cosme se honra con que sensibilidades políticas tan distintas, el republicano don Perfecto y el nacionalista español Albiñana, muestren la misma simpatía hacia su propuesta. Pero nada de simpatía, el doctor piensa acompañarle y bajar al Infierno.

¿Infierno? No. La excursión es al Purgatorio. Y no se baja, se sube puesto que el Purgatorio es una montaña. Albiñana está decidido, subirá al Purgatorio.


Dante, Florencia y la montaña Purgatorio.

Sigue la verborrea etílica del doctor Albiñana...Seguiremos.

María Ángeles Merino

26 comentarios:

  1. Bafö e benovip, jönik Post !
    De momento es todo lo que sé de Volapük ;)

    Volveré, exploraré esta sensacional Entrada.. Me quedo admirada ante tu Trabajo. Es además un maravilloso complemento para nuestra lectura! GRACIAS!!

    Muchos KID( S) =beso(s) en volapük..

    ResponderEliminar
  2. Hale, tú sigue leyendo que yo desespero esperando mi libro. Hoy mi librero me ha dicho que hasta la semana próxima, el martes, no lo tendrá.
    Waaaaaaaaaaaa.

    Besos desesperados.

    ResponderEliminar
  3. Ay, Abejita, Abejita...¡Qué genial eres y qué envidia me dás! Has hecho un trabajo ¡buenísimo! ¡excelente! Entre tus fotos, comentarios y lo que cuenta Esquivias de la catedral, ya presiento que la voy conociendo por dentro. ¡Feliz día de Reyes! Muchos besotes, M.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo trabajo de investigación, reflejo del conocimiento de tu ciudad. Es un placer seguir tus explicaciones al hilo del libro que leemos.

    Por destacar algo, que algo hay que poner en el comentario de tanta excelencia, me quedaría con las páginas escaneadas del libro de tu padre y ese primerísimo plano del libro del arcediano que tanta connotaciones da a entender.

    Siempre me he sentido atraído por la insenzatez que lleva a matarse unos a otros. Qué llevó a unos cuántos militares ávidos de más galones a levantarse contra la legalidad. Después vino la venganza de las retaguardias en una vorágine de muerte que no hubo manera de detener, casi siempre de cobardes acomodados que siempre tenían a alguien que los libraba de tener que ir al frente.

    Bueno, que me voy por los cerros de Atapuerca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno... La próxima vez que vaya a Burgos, porque iré, tengo que visitar con detalle todos estos sitios que nos enseñas. Alguno creo que ya lo vi en Diciembre, pero no le puse la atención suficiente.

    Me gusta mucho este recorrido fotográfico por lugares y personajes de la novela.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Esta entrada se merece mi mas efusivo aplauso, querida amiga.

    Un enorme abrazo y feliz dia de Reyes.

    ResponderEliminar
  7. Hola Mª Angeles... acabo de empezar la lectura (pues hasta ayer no me trajo los libro el amigo librero-eso que me los quería trabajar en vacaciones-)y creo que me aclaras muy bien "los santos lugares" de las primeras páginas...gracias (voy leyendo de blog en blog para situarme, pues verdaderamente la lectura no me ha enganchado aún). Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Una entrada cum laude. A mí, que ya terminé el libro me aclara un montón de cosillas que siempre quedan sueltas.

    Me ha encantado ver la imagen del libro del arcediano, ya que de ahí arranca toda la historia.

    Ha sido un gusto ver las fotos de esas páginas escaneadas y de los lugares reales de Burgos.

    En fin, que con tu entrada me queda todo aclarado y bien resumido.

    Enhorabuena.

    Biquiños,

    ResponderEliminar
  9. Estupenda entrada. ¡Cómo me gustan las fotos que pones de la Catedral en la que no me permitieron tomar fotos!

    Desde luego también las fotos del libro de tu padre. ¡24.000 dias parecen muchos!

    En fin, gracias por esta entrada an aclaratoria y fijadora.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. (Ya lo terminé de leer) Además aprendí un montoncillo de historia y sigo aprendiendo sobre Burgos y su gente.

    ResponderEliminar
  11. Hola cariño, no he podido abrir la dirección que me enviaste, pero no te preocupes, espero que el martes tenga ya mi libro y me pondré como loca a leerlo...aunque no creo que llegue al día 20. No importa, será después, el momento es importante, pero no imprescindible. Lo interesante es leerlo.

    Besos corazón y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  12. Estupenda entrada: Fotos, texto, todo encaja y ademas aclara a los que aun lo estamos leyendo.

    Besitos

    Luz

    ResponderEliminar
  13. Estoy pendiente de adquirirlo, la curiosidad ante tanto dato me pica.
    Tu entrada es fabulosa.
    Lo que no sabía era el dato de tu padre. ahora entiendo de donde te viene ese arte...
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Abejita, mis felicitaciones una vez más por este excelente trabajo de investigación, tan bien documentado. Tus entradas ayudan sobremanera para comprender la lectura del libro de marras. Ando yo un poco perdío, ya por la mitad del libro, con quien era el escudero de quién.
    Aquí la cosa ve de parejas. Aventuras duales.
    Curioso que el yacente pétreo fuera el primer traductor de La Divina Comedia, y ahora pose con el dedo dentro de la página. Qué significará esto? Misterio misterioso...
    Yo me apuntaría también a la expedición con don Cosme en busca del purgatorio, a ascender la montaña esa. Iremos calzados con alpargatas "Argetina", y otras de repuesto, por si le gastamos las suelas y no andar con los callos. Deberí­a trabajar mucha gente en su fábrica según lo grande de las instalaciones que recoge tu padre en su libro. Es una suerte tener ese libro a mano....y Burgos a pie. Esto es trabajar con ventaja.
    La urraca pájaro, tebeo, y personaje histórico: completo trí­o, no se puede pedir más.
    Voy a ver qué significa mochales (he ido al cuarto los libros a mirar en el diccionario, pues estoy en casa sin internete. Luego me llevo lo escrito en el "pendrait"): guillado (yo siempre dije "grillao), o chiflado; o sea loco. Vaya lo que le dicen a don Cosme, el pobre que es el que atiende a las ovejas más descarriadas con perfume y pintura en los mofletes.
    Me he tenido que levantar de nuevo para buscar "atildado", que no es poner tildes como yo pensaba, sino componer o asear minuciosamente dice mi diccionario de Bachiller (BUP, porque uno nunca fue a la Universidad. Me ha gustado el significado de esta palabra, yo antes decía bruñido o acicalado. En adelante cuando vea a mi Sra Mildred le diré: "mira huele niña, verás que atildado vengo"
    Pues yo leí la obra de Flaubert hace años y me encantó, sólo sufrí­ cuando tomó el cianuro y tardaba en morise.

    Cómo me ha gustado la mención que haces sobre Mari Cruz Ebro y su oposición a la expedición al purgatorio; no le gusta nada la idea de que Conchita Plaza pase a la otra vida o a la eternidad igual de maciza y lozana que está ahora: por ella, prefiere que las dos resuciten reencarnadas en perras o gorrinas, muy bueno Abejita.
    No sé hasta qué página has comentado, estoy algo perdío, creo que algunas cosas que dices no las he leí­do aún.
    Estaré atento a tus próximas publicaciones, como que me entero mejor de la novela que yo solo.

    Un beso agradecido

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  18. Disculpa Abejita, me ha dado error cinco veces al publicar, y luego se han publicado todas a la vez.

    ResponderEliminar
  19. Sé el mucho trabajo que hay detrás de esta entrada. Y te lo agradezco. Qué maravilla de documentación.

    ResponderEliminar
  20. Martine: nunca entendí por qué tomarse la molestia de inventar una lengua artificial, con pretensiones universales imposibles. Lo del esperanto me pareció siempre una majadería, no sabía yo del volapük, más antiguo, al parecer.
    Reidanes valik lüvipobs nulayeli läbik ä benüköli. Dünobsös obs valik in vob kobik dini Volapükatikoda!
    Me place tener una exloradora como tú.

    Marina: así lo coges con más ganas, paciencia, tiempo hay.

    Merche: mejor viajar así por la catedral virtual, que en la real te quedas pasmadooooo.

    Pancho. mi padre hubiera estado encantado de leer tus palabras, gracias en su nombre. No te vas por los cerros de Atapurca, no hay quien comprenda tamaña insensatez.

    Asun: la verás con otros ojos, te sentirás como don Cosme perdiéndose en la girola. Contemplarás las manos del arcediano, con los ojos asombrados de Rodrigo.

    Cornelivs: gracias por el aplauso.

    Tucci: hay toda una geografía de santos lugares burgaleses en el libro. Aunque el mensaje es universal, el escenario es muy, muy burgalés y...de una época muy pasada. Al principio, la ensalada de nombres...te enganchará.

    Aldabra: me alegro de que te haya servido, fui derechita a buscar al arcediano y sus manos, pero no estaba segura de que lo iba a encontrar. Gracias por el cum laude.

    Myriam: te dejan hacer fotos sin flash, yo les dejé la cámara para que lo comprobaran. Mi padre puso ese título calculando lo vivido y restando el tiempo que pasó en Rioja, haciendo el servicio militar. Hubiera estado encantado con todo esto.
    La novela histórica buena es una oportunidad de oro para aprender a gusto.

    Ele: el domingo hablamos mucho por teléfono de todo esto, nuestras charlas literarias ...

    Kety: lo cogerás con ilusión y te gustará. Mi padre no había escrito nunca y tuvo una gran osadía, de la que yo no soy capaz.

    Antonio: al Purgatorio en zapatillas, con don Cosme al frente y todos los acequianos detrás.
    Burgos a pie, una ventaja. En realidad, el itinerario del libro coincide con mi itinerario de paseos terapéuticos. Lo tengo fácil, mi máquina rosa a amno.
    Esa fábrica hacía zapatillas para toda España, era muy grande si tenemos en cuenta lo que era Burgos entonces.
    A mí el libro también me gustó y me dio pena lo del cianuro.
    La María Cruz Ebro era algo envidiosilla...

    Pedro: mi padre me lo puso fácil, lo que comentaba, lo que dejó escrito y los libros que me dejó. Le hubiera gustado leer esta novela.

    Gracias, besos inquietos.

    ResponderEliminar
  21. Givob ole kids tel Marian. Te doy dos besos Marian,Gracias mi Niña!
    ¡ Tienes toda la razón!¡Con lo hermoso que es el Castellano!
    Sigo explorando, a tu lado, a vuestro lado..y me gusta mucho..
    Tengo el tercer libro, me falta el segundo :O

    ResponderEliminar
  22. ¡Se me olvidó felicitarte por el libro de tu padre! Debe de ser muy interesante y se ve que tu has heredado su erudicción. De pasta (¿?) le viene al galgo... Bueno, si no es así exactamente el dicho, tu me entiendes. Besotes de nuevo, M.

    ResponderEliminar
  23. Buenas noches, Abejita de la Vega:

    Excelente entrada.
    No me había fijado nunca, creo, en el misterioso dedo ni en el misterioso libro del arcediano Fernández de Villegas. Sí en la totalidad del trabajo en piedra, como un encaje.
    Ya me dirás el modo de hacerme con un ejemplar del libro de tu padre. Tengo pendiente también el libro de Fernando Ortega y Carlos de la Sierra, que ya debiera haber adquirido.
    En cuanto al esperanto, un primo mío -hace más de cuarenta años- quiso animarme, pues él lo estudiaba pensando que sería la lengua del 'entendimiento universal'. Me pareció una muy buena idea.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Buenas noches, de nuevo, Abejita de la Vega:

    Me había olvidado, ¿el 'atildado periodista' del Diario de Burgos, Julio Martínez Palacios, es el hermano de Antonio José, el músico?.

    Las fotografías, todas, estupendas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Merche: gracias en nombre de mi padre, al que le hubiera encantado darnos información de estos temas.

    Martine: glidis, donde estén el castellano y el francés, que se quuiten los volapüks, esperantos y demás. Seguimos explorando, exploradora. A ver cómo nos sumergimos en el segundo, el cual es un tanto especial.

    Gelu: no hay burgalés que se haya fijado en ese dedo, si no es un lector de la "Inquietud...".
    El libro de mi padre no está en las librerías hace mucho. Yo misma sólo tengo un ejemplar. En cuanto el de Fernando Ortega, tengo el que manejaba mi padre y no sé si ha habido ediciiones posteriores.
    Julio Martínez es, efectivamente, el hermano de Antonio José. Los dos fueron fusilados, qué salvajadas.

    Besos

    ResponderEliminar
  26. De tal palo tal astilla. Abejita, acabarás por escribir tu propio libro y sino al tiempo.

    Como el "White Rabbit" de Alicia en el país de las maravillas solo puedo exclamar: llego tarde, llego tarde. Así que pocos elogios puedo escribir que no te hayan escrito ya. Los suscribo todos.

    Con este gran trabajo que estás realizando (volumen, tiempo y, sobre todo, calidad) dudo que nadie tenga el más mínimo problema no solo para comprender la novela, sus personajes o el Burgos de la época. Mis más efusivas felicitaciones.

    José Manuel.

    ResponderEliminar