martes, 12 de octubre de 2010

¿Es necesaria la soledad tanto como la compañía?








Tapia del monasterio benedictino de San Salvador (Palacios de Benaver). Imágenes otoñales

Esta mañana saqué estas fotos a la tapia del monasterio benedictino de San Salvador. En otras ocasiones, os he mostrado la imagen de la tapia con su ciprés y el trigal que crece al lado. El ciprés indica el lugar donde duermen su sueño eterno las monjas que han vivido aquí. Pinchando aquí, podéis acceder a la página oficial del monasterio. Es una forma de vida que tal vez no entendamos, pero que respetamos.

Desde hace cinco años, conozco este tranquilo pueblo y paso parte del verano en él. En el resto del año , aterrizo aquí algún fin de semana, para pasar unas horas tranquilas . No, en el convento, no. La familia me deja casa...

Me pregunto y os pregunto:

¿Es necesaria la soledad tanto como la compañía?

Feliz fin de puente, amigos.

11 comentarios:

Asun dijo...

Yo creo que ambas son necesarias según el momento, y ambas se pueden disfrutar cuando son elegidas. Lo malo es cuando nos encontramos solos y desearíamos no estarlo o cuando la compañía nos es impuesta.

La solución está en el equilibrio.

Un beso

María dijo...

Me gustan las imágenes.

Yo creo que la soledad es necesaria cuando la buscamos, pero por el contrario, cuando viene ella sola sin buscarla, esa soledad, puede llegar a matar.

Un beso.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué fotos más bucólicas! Reflejan muy bien la soledad. Sobre el tema que planteas, estoy de acuerdo con ASUN y MARÍA. Muchos besotes, M.

pancho dijo...

Alguna vez he sentido esa soledad no buscada que te arruga el corazón cuando te vas solo al extranjero y te quedas en la habitación del hotel.

Me gusta el skyline del contraluz de la última foto. Las monjas del convento deben ser muy modernas, tienen una web muy atractiva.

Un abrazo.

Myriam dijo...

Idem ASUN.

CUándo vi el ciprés, lo primero que me vino a la mente fué " El ciprés tiene sombra larga" de M. Delibes.

Besos

Cornelivs dijo...

Nada mas leer el titulo de la entrada, me viene a la memoria esta frase de Seneca: "la soledad cura del aborrecimiento a la turba; y la turba cura del aborrrecimiento a la soledad".

Besos.

Abejita de la Vega dijo...

Asun: así es, soledad impuesta o compañía a la fuerza...mal asunto.

María: puede matar, ya lo creo.

Merche: no sé qué tiene esa tapia, la he fotografiado en todas las estaciones del año. Me atrae de una manera especial.

Myriam: diste en el clavo, la sombra de ese ciprés es muy delibiana. Ya sabes que Delibes me encanta...

Pancho: las habitaciones de los hoteles son la cosa más solitaria que existe, si se va solo, claro. A ver si me entero de qué es eso del skyline de esa foto hecha mirando para arriba.
La página web está muy bien.
Son monjas mayores pero han comprendido la importancia de Internet en el mundo de hoy. La superiora es de mi quinta, la recuerdo por los pasillos del "Instituto Cardenal López de Mendoza", con vaqueros y jersey cortito. De monjil, entonces, nada de nada.

Cornelivs: grandioso Séneca, me apunto la frase: "la soledad cura del aborrecimiento a la turba; y la turba cura del aborrrecimiento a la soledad".

Un abrazo en compañía, amigos.

Paco Cuesta dijo...

Totalmente necesaria y en ocasiones también el aburrimiento.

Ele Bergón dijo...

Completamente de acuerdo con Paco Cuesta, hasta el aburrimiento es necesario y creo que si estuviesemos mas tiempo solos con nosotros mismos,nos iria mejor porque reflexionariamos mas.

Supongo que has llegado bien, porque esta mañana te "vi" en el chat de gmail. pero no te diste cuenta de que estaba intentando contactar contigo.

Besitos.

Selma dijo...

.. Y lo peor la soledad en compañia..
Pero de tu mano y por este hermoso lugar, nada de soledad.. sino grata la compañia..

Besos, Marian

El ciprés a le Entrada de una Villa Romana significaba hospitalidad..

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En la vida hay etapas y momentos para cada cosa.