lunes, 8 de marzo de 2010

Vaya con el Malambruno y cómo se las gasta.


La mujer barbuda (José de Ribera, 1631)

Ele Bergón dijo:

Hola troncas y troncos:

El Alonso está un poco celosillo de su amigo y la duquesa, y, no os digo nada mi madre, la tienen hasta el moño. Esa duquesa que le ríe siempre todas las gracias, la ha puesto de los nervios y va hablando sola por toda la casa diciendo que la obligación de mi padre, es estar con todos nosotros y no por ahí en busca de no sé qué.

Pero no digáis que no lleva razón mi padre cuando dice que no es para morirse porque se haya quedado preñada la Antonomasia , ¿ es que no se alegra la Maguncia de tener un nieto o nieta? Estos reyes es que a veces son tontos del culo.

Vaya con el Malambruno y cómo se las gasta. ¡Juaaaaaaaaa! Qué que risa, qué risa, tía Felisa. Me las imagino a esa emperifolladas (vaya nombrecito que les he puesto, seguro que mis compis del insti, se parten porque le dan otro sentido y vosotros también, que ya os veo, pensando lo que no es, que parecéis gente seria, pero no, me tenéis un poco engañado ) Bueno, que me desvió. Me imagino a esas peripuestas con la cara llena de barbas y es que me parto. Ya pueden ir a la depilación por láser porque como lo hagan con la cuchilla la han fastidiao. ¡Qué espectáculo, con razón se han quedado todos pasmaos .

Si esto no trae consecuencias para mi padre, bueno, nos echamos unas risas, lo que me temo es que al final pague el pato el bueno de Sancho Panza. Ya veremos.


Choque de manos

El Sanchico

5 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Emperifolladas,emperifolladas..., bueno, sigamos (ejem...ejem...). Sanchico si tu y tu madre estais hasta el gorro de la duquesa y su habilidad para tener a vuestro marido/padre embobado con ella. ¿Te imaginas como estamos nosotros, bueno, yo, en particular? ¡Hasta más arriba del gorro! y, ahora, en el XL nos espera un caballo volador... ¡Lo que nos faltaba! Choque de manos, tronco, M.

pancho dijo...

Sanchico, cuando tu padre vuelva del viaje con el Alonso no lo vais a conocer, ha crecido mucho en personalidad. Ya está a la altura de su amo y a veces por encima. No veas cómo se defiende con la gente de postín.

La reina se tomó la afrenta de la hija demasiado en serio. Como dice tu padre, con un vahído habría sido suficiente. Este Malambruno ha montado la historia muy bien para hacer volar a los protagonistas, veremos si tu padre se atreve.

Enhorabuena a tu anfitriona, Abejita, porque ha dado en el clavo con este cuadro. La misma ambigüedad sexual del castigo de Malambruno.

Choque de manos y nos vemos en el XL, que no tiene que ver con tamaño ni con los cuarenta principales ni los cuarenta ladrones de Alí Babá. Cosas de la irundarra, residente en las islas españolas del Mediterráneo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Tú por si acaso, vete tomándote las cervezas. Y tu padre tiene razón, es que las reinas son un poco exageradillas...

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

uf si las "barbudas" son asi de guapas....me imagino lo pasmados que se quedarían...saludso

Abejita de la Vega dijo...

Sanchico, emperifolladas, je, je
Tienen razón los comentaristas, no vas a conocer a tu padre, no es un porro, no.Bueno que, para ti, porro es otra cosa, je, je.
A la duquesa, que...
Exageradilla la reina, mira que morirse, por un barrigón de nada.
Y si las barbudas son como la de Ribera, qué susto.
Un beso para Ele Sanchico