viernes, 12 de diciembre de 2008

Ahechando perlas y cañutillo de oro, bordando polvo de cereal y piedrecillas. Uy, nooo, me he hecho un lío...

¿AHECHANDO TRIGO O BORDANDO?




Posibles títulos:
 
• Ahechando perlas y cañutillo de oro, bordando polvo de cereal y piedrecillas. Uy, nooo, me he hecho un lío..
• Este capítulo huele a trigo y… a sobaquillo.
• Tres clases de trigo: candeal, rubión y trechel.
• Andrés marcha a Sevilla. Lázaro vence a Amadís.

A Sancho no le queda más remedio que mentir, la bola crece y crece. Don Quijote pregunta, pero sugiere la respuesta. Desea que le regalen los oídos, una Dulcinea gran dama, ahechando perlas y cañutillo de oro, bordando polvo de cereal y piedrecillas. Uy, nooo, me he hecho un lío...bordando con perlas y cañutillo de oro.

Sancho, tú no la ha visto ¿qué más te da mentir un poco más? Pero el escudero ajusta su mentira a una imagen compatible con la de una labradora. Y nos entramos en un corral manchego, donde Aldonza, que no Dulcinea, está ahechando trigo. Huele a trigo candeal, trechel o rubión. Cuánto sabe de trigo este Cervantes, comisario de provisiones de la Armada Invencible. Aunque el trigo sea rubión, el pan será candeal. Pero tú, Sancho, hazte idea de que son perlas, qué pronto has vuelto, cree en lo que yo quiero creer.

¡Cómo huele este capítulo! Huele a trigo y…a sobaquillo. Don Quijote atribuye a su idealizada Dulcinea olores señoriales. Imagina un olor sabeo, ¡a incienso!, o un olor a guantes perfumados con ámbar gris, delicadísimo producto de perfumería. Estas fragancias no triunfarían en los anuncios navideños de ahora, imaginaos “Eau de Botafumeiro”… Aldonza trabaja duramente, en el corral, con los costales y la criba, en un día de mucho calor. Sudorosa, correosa…con el hedor propio de alguien que no se cambia de ropa. Su olor es hombruno, huele como el mismo Sancho que ya lleva días por esos caminos.

La última parte del capítulo está dedicado al retorno de Andrés, el muchacho al que don Quijote libró, eso creía él, de la paliza de un amo furioso. Ahora sabemos que el pastorcillo recibió muchos más palos, después de aquello. Regresa para echárselo en cara a don Quijote y para advertirle de que no le ayude nunca más. Se va para Sevilla, allí suponemos que se convertirá en un pícaro del patio del Monipodio o algo parecido. Lázaro ha vencido a Amadís.


Un abrazo para Pedro y los visitantes de “La acequia”

Pedro Ojeda Escudero dijo:

ABEJITA: Cómo me gustan las vueltas y revueltas de tu comentario, su olorcillo y las propuestas de títulos.

11 comentarios:

Kety dijo...

Abejita, no me digas que Andrés es Cortadillo o Rinconete! ;-)

Me gustó mucho el libro, de hecho, según he leído : de no escribir Cervantes el Quijote, ese sería su mejor libro.

Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

¡Hola Kety!
Sí, Andrés va camino de ser un pícaro como Rinconete o Cortadillo.
Si viviera en Alcalá de Henares me iría a vuestro club de lectura, lo pasaría bomba hablando de libros contigo o con tus amigas.
Un beso, me voy a tu blog.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Me gusta mucho las vueltas y revueltas de este oomentario y las imágenes. Y, en efecto, Lázaro vence a Amadís y se hace Rinconete. Qué listo es Cervantes.

Ele Bergón dijo...

Yo creo que conozco al tal Andrés, me prece que anda por Sevilla y me han contado que se trae entre manos algunos trapicheos de los que no quiero hablar que luego todo se sabe.

El Sanchico ¿enamorado? Ya me parece que se me está pasando

Abejita de la Vega dijo...

¡Hola Sanchico!
Algo alicaído te encuentro.¿Qué te ha pasado con tu chica?
Háblame de Andrés y no te preocupes , nadie se entera. La abejita tiene experiencia al respecto, si lo pones aquí, como en un confesionario...
Un besoooo

Sor Austringiliana dijo...

Miiii aaaalmaaa gemeeeela estáaaaa muyyyy conteeeenta connn esteeee profesooor de laaaas cajiiitaaaas con luuuuz.No meee apagueees

Kety dijo...

Sanchica aprovecha el tiempo que tiene para tomarse un café, para desahogarse con Camila, su compañera de caja.
-¡Jo! Tía qué movida hubo anoche en mi casa, y todo por culpa de mi hermano Sanchico que se ha ofuscado en que no quiere estudiar. Que quiere ser autodidacta, dice. ¡Figúrate! mi padre, que no sabe- bueno, ni yo- de palabrejas raras se alteró todavía más. Encima va mi madre y solo se le ocurre decir: - Sancho, Y si se fuese al extranjero, mis compis del cole de adultos hablan maravillas de sus hijos: Que aprenden mucho,. Que con los idiomas encuentran trabajo más fácilmente. Que así se hacen más hombres.
-¡No seas burra mujer! – contestó mi padre irritado-. Se tratará de chicos que estudian, Pero si no se ha sacao ni el graduado ese que dicen que es tan importante para poder continuar estudiando.

Su compañera la miraba absorta mientras apuraba su café
-Menos mal que ahora ha decidido terminar el graduado. Tal vez ahora con novia…
Sanchica dio un respiro de alivio mientras volvían a sus puestos de trabajo.

Kety Morales

Anónimo dijo...

hola a todos¡
soy david, que tal estamos.
visitar el chef madrileño hay recetas buenas.
un beso
david

Abejita de la Vega dijo...

Todos al chef madrileño.
Allá voy David.
Un beso

Antonio Aguilera dijo...

He Aquì el dilema, como muestras en tus imàgenes: ¿ què estaba haciendo AldonzaDulcinea, en què quedamos ?. O ahechaba trigo o hacìa finos bordados....
A Sancho esta vez, le interesaba que fuera labriega, por ver si su amo se decidìa por la reina Micomicona, No ?.

Bonitas fotos, interesante texto.

Saludos para los distintos insectos, sean arànitas o abejitas.

Y un beso a quien las maneja

Abejita de la Vega dijo...

ANTONIO:Aunque ni borda ni ahecha trigo, porque lo uno es fruto de la fantasía de Don Quijote y lo otro es invención de Sancho,vemos a Dulcinea con sus hilos de oro y a Aldonza con su criba y ...nos lo creemos.Gracias por tu comentario y por tu visita de parte de los bichitos.