sábado, 21 de enero de 2012

Y hoy os presentamos a Kuro

Andaba la Mosca de este blog a mediodía paseando con Shiro, y nos hemos encontrado con otro perro. Shiro se ha puesto a jugar con él, y no quería andar. El perro no era callejero, estaba un poco sucio, pero se le veía casero. Así pensé que el dueño andaría cerca. Pero allí no había nadie.

- Ya se irá a su casa - pensé, pues en un pueblo, es habitual que los perros anden sueltos y vayan y vengan a su antojo. Pero una vez conseguí seguir andando con Shiro, el perro nos siguió.

El perro es muy mimoso, y no tiene mal aspecto. De estar abandonado, debe llevar muy poco tiempo. Por la tarde hemos salido la Arañita, yo, Shiro, y al que de momento hemos llamado Kuro. Si alguien se pregunta que por qué ese nombre, Shiro es un perro con pelaje clarito, y su nombre significa "blanco" en japonés. Kuro es un perro de pelaje negro, y eso es lo que significa su nombre en japonés. En este pueblo, ya conocemos dos o tres "Yakis", y por lo visto, nosotros no somos de ponerles nombres comunes a los perros.

Hemos conseguido hablar con la Guardia Civil, pero no tenían constancia de ningún perro perdido, ni tenían lector de chips. Así que vamos a tener que acogerle al menos hasta el Lunes, para que en el ayuntamiento le lean el chip, y ver si podemos localizar al dueño. Eso, si lo lleva, porque al tacto, no le hemos notado el chip.



Y mientras, Suri anda medio mosqueada. Ya os contaremos como acaba la historia.

Epílogo



Pues ya tenemos desenlace de la historia. Kuro se llama Hugo. Hoy nos ha llamado la Guardia Civil porque el dueño ha ido por allí a preguntar, y nosotros habíamos dejado nuestros datos de contacto.

Hugo se había escapado ayer sobre las 12 de la mañana de su casa. Yo me le encontré a eso de las 2. El hombre andaba buscándole, y al parecer, ayer por la tarde mientras le dábamos una vuelta por el parque forestal, este hombre nos vio de lejos, pero no se acercó a preguntarnos. Suponía que sería un perro nuestro, y que el suyo estaría suelto por ahí.

Pues nada, que hemos tenido a Kuro/Hugo un día, y ya está en su casa. Además, por lo visto hay una niña de pocos años que también le echaba de menos.

Y fueron felices, y comieron perdices.

15 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

¡Me encanta Kuro!

Espero que no haya tenido la desgracia de ser abandonado. Si es así, creo que ya ha encontrado un hogar. Al parecer Shiro no lo lleva mal...


Besos a bípedos y cuadrúpedos.

Merche Pallarés dijo...

¡Hola Abejita y Mosca! Ya estoy volviendo a la vida, poc a poc... Ese Kuro es ¡precioso! por un momento pensé que era tuyo, Abejita. A ver qué pasa el lunes... Tennos informados, Mosquita. Muchos besotes, M.

Myriam dijo...

Pobre perdido/escapado/abandonado... ¡si hablara!.
No sabía que a lso perros les metían un chip bajo la piel ¿Cuánto faltará para que los humanos lo llevemos injertado también?

Mosca Cojonera dijo...

Pues no sé cual habrá sido su caso. Kuro tiene un collar antipulgas, y otro pequeño para la correa. Y no se le veía delgado, ni desnutrido. Vamos que de haberse perdido, ha sido hace muy poco. Y está muy acostumbrado a estar en una casa con gente. Es muy cariñoso, y muy bueno. No ha dado guerra en toda la noche.

Aunque a Shiro se le notan a veces los celos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Pues me parece muy majo y creo que os ha adoptado...

Mosca Cojonera dijo...

Pues ya tenemos desenlace de la historia. Kuro se llama Hugo. Hoy nos ha llamado la Guardia Civil porque el dueño ha ido por allí a preguntar, y nosotros habíamos dejado nuestros datos de contacto.

Hugo se había escapado ayer sobre las 12 de la mañana de su casa. Yo me le encontré a eso de las 2. El hombre andaba buscándole, y al parecer, ayer por la tarde mientras le dábamos una vuelta por el parque forestal, este hombre nos vio de lejos, pero no se acercó a preguntarnos. Suponía que sería un perro nuestro, y que el suyo estaría suelto por ahí.

Pues nada, que hemos tenido a Kuro/Hugo un día, y ya está en su casa. Además, por lo visto hay una niña de pocos años que también le echaba de menos.

Y fueron felices, y comieron perdices.

Kety dijo...

Feliz desenlace, al menos está con su dueño.
Seguro que hubiese sido feliz en el nuevo hogar.

Besos

Delgado dijo...

Me alegro por el final desenlace, y espero que esta desagradable experiencia sirva a los dueños para tengan más cuidado y pongan el correspondiente chip a su animal. No recuerdo si es obligatorio, pero mi perra lo lleva, y sé de algún caso que se ha logrado recuperar gracias al chip.

Martine dijo...

Lo leí ayer y le iba a decir Konnichiwa Kuro!!
Pero ahora toca decirle ¡Hasta pronto Hugo! Porque de buen seguro que os reconocerá y os agradecerá el buenísimo trato dispensado..

Kisus o mejor Besitos Marían!

Merche Pallarés dijo...

Bueno, no fue abandonado... Menos mal que el dueño logró recuperarlo gracias a que había dado con vosotros, Mosquita y Arañita que sois unos amores... Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Casi adivináis el nombre. Kuro y Hugo no debe sonar muy distintos en los oídos de un perro. Me alegro de que no sea un caso de abandono.

Besos arañita y mosca, Esther y Julio.

Ele Bergón dijo...

Por fin respiro tranquila, porque yo os veía ya con tres animalillos por toda la casa y también viniendo a la mía y Ariana teniendo que soportar, no ya a un perro sino a dos.

En fin, que me alegra que todo haya salido bien

Besitos

Luz

MIMOSA dijo...

Es lindo, lindo, lindo!!!!
Un final feliz para Kuro, digo Hugo!!

¿También eres mosca cojonera? ¡Eres como un dos en uno!¡O un tres! Me he hecho un lío!!!

Besos a la arañita, a la abejita y a la mosquita,(o uno para las tres!)

Asun dijo...

¡Qué bien, una historia con final feliz!

Imagino la alegría que habrá tenido el dueño al recuperarlo, y sobre todo la niñita.

Yo a Xana, a raíz de que se perdiera durante 24 horas la perrita de unos conocidos del parque (también tuvo final feliz), le puse una chapita colgada del cuello con su nombre y mi nº de teléfono para por si acaso. En la última foto de la entrada que le hice de despedida se le puede ver.

Besos

Aldabra dijo...

Una historia preciosa con final feliz, ¡cuanto me alegro!

¡Curioso parecido el nombre real Hugo con el tuyo Kuro!

Ay, estos perrillos que mal se portan a veces... ¡mira que escaparse!... y menos mal que os encontró a vosotros que si no quién sabe que habría sido de él.

biquiños