sábado, 18 de septiembre de 2010

Lluvia de casi otoño










La primera lluvia del casi otoño me ha recordado estos versos franceses que, a pesar de ser muy tristones, me gustan mucho. Como veis, pierden mucho con la traducción.

Il pleure dans mon coeur
Comme il pleut sur la ville.
Quelle est cette langueur
Qui pénètre mon coeur?

Ô bruit doux de la pluie
Par terre et sur les toits!
Pour un coeur qui s'ennuie,
Ô le chant de la pluie!

...
Llora en mi corazón
Como llueve en la ciudad.
¿Qué languidez es esta
Que penetra en mi corazón?

¡Oh, ruido dulce de la lluvia
En la tierra y en los tejados!
Para un corazón hastiado,
¡Oh, el canto de la lluvia!
...
Paul Verlaine

Podéis ver todo el poema en:
http://poemacadadia.blogspot.com/2009/02/il-pleure-dans-mon-coeur.html

¿Recordamos poemas que hablen de lluvia?

10 comentarios:

Paco Cuesta dijo...

El canto de la lluvia transmite paz.

Myriam dijo...

También a mi me gusta este poema de Paul Verlaine, que aprendí de chica en Paris.

¡Feliz otoño aunque llueva!

Besos

Mosca Cojonera dijo...

Llueven chuzos de punta,
siento que voy a crecer,
porque no tengo capucha,
y se me calan los pies.

Cornelivs dijo...

La lluvia transmite paz y serenidad. A mi, al menos, me relaja enormemente.

Perdoname abejita: he estado fuera todo el fin de semana. Voy a tu entrada quijotesca.

Besos...!

Kety dijo...

http://reflexiomes.blogspot.com/2009/03/lluvia.html

Un abrazo

Ele Bergón dijo...

Hola troncos y troncas, coleguis en general.

Hace bien mi padre en darse los azotes, que no se si se los llegara a dar, cuando el quiera, que para eso son suyas las posaderas.

Me gustado la idea del Alonso de haceres el y mi padre pastores. Me ha gustado tanto que yo tambien quiero serlo. Es mas os invito a todos a que dejeis esos trabajos tan trabajosos que teneis y nos vayamos al campo a cuidar ovejas.

Eso si, no os olvideis llevaros el partal con al wifi y el movil ( Yo incluire la play para los ratos perdidos que seran muchos)

Estaremos solos con las ovejas pero conectados entre si y nos escribiremos para decirnos como manan los arroyos y hablan en secreto con las fuentes. Sabremos cuantos vuelos tienen las mariposas. Que se cuentan los pajaros entre ellos. Si crecen o no las flores. Por que cambian los cielos. Que forma tienen las nubes y cuando sopla el viento, sabremos descifrar que secretos esconden las ramas de los arboles. Por la noche, miraremos desde nuestros chozos sin techos las estrellas y tendremos noticias de los planetas que caminan junto a la luna.

¿Que os parece? Yo creo que va a ser muy guay del Paraguay. Es mucho mejor eso que estar todo el dia metido en el insti ( Este año no quiero aparecer por alli)

Nos contaremos como hemos aprendido a distinguir el balido de cada oveja, pues tendremos pocas, que si no dan mucho trabajo.
Sabremos la que se ha quedado preñada y no era su tiempo. Nos alegraremos cuando nazcan los corderillos y nos daremos noticias de donde se encuentra la mejor hierba para el rebaño.

Por supuesto estaremos siempre acompañados y auxiliados por los perros.

¿ A que pinta bonito?

Si hasta nos podremos enamorar en la distancia que creo traera menos problemas. Haremos fiestas, como esa de noviembre que tenemos cerca. Cantaremos, bailaremos y sera todo muy divertido.

Id pensando en los nombres nuevos que vais a poneros y a vivir que son dos dias y que nos quiten lo bailao

Chque de manos

El Sanchiquitito pastor.

Abejita de la Vega dijo...

Paco: Paz, bella palabra.

Myriam: ¡Feliz otoño con mucha lluvia! Bueno, la suficiente...

Mosca:crecer, no crecerás, pero un catarro cogerás.

Cornelivs: serenidad de la Naturaleza. A mí también me relaja. No hay nada que perdonar, en la entrada quijotesca de esta semana hay muchas flores, como soy abejita.

Kety -Leo tu poema, ese que dice:

"En el silencio de la noche
Escucho el tintineo de las gotas de lluvia en el tejado
Quiero sumergirme al sopor del sueño.
Acompañada de su dulce sonido
Y dejarme llevar por el letargo..."

Ele: pongo la carta de Sanchiquitito.

Gracias por la visita

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Agua, de Claudio Rodríguez.
¡¡Ya viene el otoño!!

Camino a Gaia dijo...

El otoño y la lluvia nos enseñan que la tristeza puede ser dulce.

Asun dijo...

Ay, la lluvia y el otoño...
Qué poco nos queda queda para que sea el pan nuestro de cada día.

Snif, snif

Besos