viernes, 9 de julio de 2010

Kety me envía este poema .



A CURRY

Bajo la sombra
Del castaño de Indias
Curry jugaba

Acompañado
De su más fiel amiga
Que le cuidaba.

Curry le dejó
Excelentes recuerdos
Grandes momentos.

Su compañía
Su mirada anhelante
Todos sus gestos.

Kety Morales


Me gusta mucho, Kety. Da la casualidad de que esta mañana he salido a paseo por allí y he hecho fotos de aquel que llamamos " árbol mujer ". Donde antes estaba mi perrillo ahora hay unos rayitos de sol. Eso era él para mí, un rayito maravilloso que iluminó mi vida casi 13 años. Gracias, amiga



Gelu me dice :

Trece años, Curry,
provocando sonrisas,
perrillo amigo.


Gracias, amiga Gelu

11 comentarios:

Selma dijo...

Precioso Poema el que Ketty os dedica a Curry y a tí.. Ambos os lo merecéis..

Besos cariñosos, Marian y una caricia para Curry, le llegará, seguro..

Asun dijo...

Qué bonito poema para Curry. Cuantos recuerdos nos dejan.

Un beso

Kety dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kety dijo...

Mª Ángeles, me alegro que te gustase.
Un pequeño homenaje a Curry
Gracias por publicarlo.
Besos.

PD:
Qué fornida compañía os habéis buscado tú y Luz. ;-)

Merche Pallarés dijo...

¡Precioso el poema de Kety dedicado a tu querido y añorado Curry! Besotes, M.

Anónimo dijo...

Buenas tardes, Arañita Campeña:

Trece años, Curry,
provocando sonrisas,
perrillo amigo.

Saludos. Gelu

Anónimo dijo...

Buenas tardes, Arañita Campeña:

Trece años, Curry,
provocando sonrisas,
perrillo amigo.

Saludos. Gelu

Abejita de la Vega dijo...

Gelu: bienvenida, gracias por tu poema , lo incluyo en la entrada.

Abejita de la Vega dijo...

Selma, qué alegría verte por aquí.

Asun, me dejó un recuerdo en cada rincón...paseo sin perro pero con perro...

Kety: fornida compañía la del de Atapuerca y yo que tapo la cara al niño.

Merche: Kety tiene una sensibilidad muy especial.

Gracias, amigas.

Cosmo dijo...

Me acuerdo muchísimo de Curry,había guardado una foto en la que estaba estiradito en la cama y eso es lo que hacen siempre mis mascotas y por eso me llenó de ternura.
En estas semanas interminables de Julio en las que me he encontrado tan mal,aquí estaba Nito sin separarse de mí ni un momento y Tula,la gatita,igual,no se pierden ni un sólo de mis movimientos,lamen mis manos,la gatita lame aunque parezca extraño y luego me da un mordisquito,les va a dar algo porque comen cuando lo hago yo y a mí me cuesta tanto meter algo en mi estómago,si me hubieran dicho que me sentiría tan unida y comprendida por dos animales,no lo hubiera creído,en justicia tendría que decir tres,pero el loro no puede salir de la jaula sin peligro de que le agobien los otros dos.Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué buen gesto.