viernes, 2 de abril de 2010

Escalera Dorada de la Catedral de Burgos, en Viernes Santo.



Escalera Dorada,engalanada e iluminada por gran número de velas, por ser hoy Viernes Santo.



Puerta de Coronería, con su "Juicio Final", en el que San Miguel pesa las almas y los diablos atormentan a los "malos". Esta puerta es el otro lado de la que veis en lo alto de la Escalera Dorada, pero nunca se usa, el último fue Napoleón, dicen...

Hoy, Viernes Santo, he realizado una visita a la Catedral, entre turistas y gente devota que hacía el recorrido por las iglesias, no sé cuántas, que hay que recorrer hoy.

Leemos:

"Un problema a la hora de construir la catedral de Burgos, radicaba en el hecho de que el lugar elegido, se encuentra en la misma falda de un cerro, por lo cual existe un gran desnivel entre la ladera norte y la ladera sur, esta más baja. Debido a esto, entre la planta de la catedral y la puerta norte, Puerta de Coronería, existe un gran desnivel.En 1519, se mandó construir una nueva escalera para sustituir la derribada tres años antes, de factura románica. Fue Diego de Siloe el encargado del proyecto.
...
Se cuenta que fue Napoleón la última persona en bajar por esta escalera, la cual en la actualidad se encuentra cerrada y tan solo se utiliza en Jueves y Viernes Santo, engalanada e iluminada por gran número de velas, cuya luz tintineante da un aspecto mágico a esta bella obra."

¡Feliz Sábado Santo y Domingo de Resurrección!

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No es mi lugar preferido de la Catedral, pero entiendo su belleza que parte, precisamente, de ese reto técnico que mencionas.

Merche Pallarés dijo...

Figúrate que cuando fui a Burgos para nuestra inolvidable Olla Podrida (que espero se vuelva a celebrar un año de éstos...)¡no visité la catedral! Sé que no tengo perdón de los dioses... Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Pedro: tampoco es el mío y me gusta más la Puerta de la Coronería, con sus diablillos casi románicos,
que los dorados de la Escalera Dorada, valga la redundancia.

Merche: mira que venir a Burgos y no ver la catedral...bueno, ya la verás, te gustará, eso te lo aseguro.

Un abrazo amigos