domingo, 14 de diciembre de 2008

LA EDUCACIÓN Y EL POLLO


Comentario (resumido) publicado en "La acequia", dentro de la entrada "La falacia de enfrentar Universidad vieja a Universidad nueva"

Universidad Nueva versus Universidad Vieja. Educación nueva frente a Educación Vieja. Se pongan como se pongan los nostálgicos, la Vieja no era ninguna maravilla.
Yo siempre digo, y me miran algunos de forma rara, que la Educación en nuestro país, ha sido como el pollo. Sí, plato exquisito cuando era para fiestas y solo lo consumían habitualmente los de alto poder adquisitivo. Ahora, carne económica y nutritiva, ha perdido aquella exquisitez.

La Educación de ahora no puede ser como la de antes. Os habla una maestra de cincuenta y un años, con veintinueve años de docencia a sus espaldas, con el "privilegio" de haber trabajado en tres comunidades autónomas, Euzkadi, Madrid y Castilla y Leon y con la rareza de haber tenido alumnos de tres años y también de ochenta...
 
Decía que lo de antes no puede ser como lo de ahora, porque ahora la enseñanza está masificada y estupendo que lo esté: llega a todos. Recuerden los nostálgicos de mi edad: a los diez años te podías quedar en la Primaria terminal hasta los catorce años para ya no hacer nada con derecho a titulación : materias instumentales, costura y economía doméstica para niñas...para chicos algo pre-profesional que dependía de la preparación y buena voluntad del maestro.

Si "ibas a a estudiar", al Instituto o Colegio para el Bachillerato de siete años, elitista. Las reválidas y las necesidades económicas se encargaban de ahechar a muchos.

Luego, si podías pagarte un alojamiento fuera, ibas a la Universidad. Si vivías en Burgos, por ejemplo, poco más que Magisterio para las chicas y Aparejadores para los varoncitos. El Colegio Universitario de Burgos recién nacido cuando yo acabé COU, te dejaba tirado con el primer ciclo e ir a Valladolid ...

Hay que ver lo que sabíamos, dicen algunos, no como los ignorantones de ahora que sólo saben darle a esos cacharros.

Cuando empezaron en Burgos las manifestaciones pidiendo Universidad, ya estaba yo ´trabajando fuera de Burgos y, con el espíritu del Cid, peleando en el destierro. Por cierto, el destierro mío acábó hace muy poco y ...menudas ganas que he sentido de volverme al dulce destierro campeño. Ay, Sor Austringiliana.

Sinceramente, nunca , con todos sus defectos, muchísimos, ha habido mejor Educación en este país que ahora. Si en el famosos informe, quedamos como Luxemburgo que son cuatro gatos y riquísimos...

La Universidad mercantilizada ¿hay algo ahora que no lo esté?

De lo de Bolonia sé poco, sigo vuestros comentarios para aprender.

Conozco un Insti donde se hace huelga por lo de Bolonia, pero no les preguntes a los chavales por qué lo hacen...

Un abrazo para Pedro y los visitantes de "La acequia". No sólo de Quijote vive la abejita.

Pedro Ojeda Escudero. dijo:

ABEJITA: en efecto, la vieja no era una maravilla. La actual tampoco. Pienso que tu comentario es un magnífico ejemplo y demostración de lo que he dicho en esta serie, así que no puedo más que adherirme a él.
 

2 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

en efecto: unas palabras muy bien dichas.

Cosmo dijo...

¿51 años? Yo tengo 54,también he ejercido de maestra durante 20 años,por fin encuentro a alguien que coincide conmigo en que "ningún tiempo pasado fue mejor",soy la sexta de nueve hermanos,los tres que quisieron estudiar antes que yo,o se apuntaron a ser curas o como a mi hermana la apuntaron en un colegio de monjas,pero en Cáceres,nosotros somos de un pueblo de Salamanca.
Cuando yo,a los 11 años,temblaba pensando qué iba a ser de mi vida,si pasaría de tocar otros libros que no fueran la enciclopedia Álvarez,creo que se llamaba,por esas casualidades de la vida pusieron un instituto de enseñanzas medias en Barruecopardo que se había convertido en un pueblo rico gracias a su mina,allí fuimos 21 crios de mi pueblo cada mañana por esas carreteras de Dios,nos examinábamos por libre,venian unos profesores de Ciudad Rodrigo y en dos días nos ponían exámenes y notas.
Fue una suerte para mí ese cúmulo de casualidades,como la de cambiar el plan de estudios de Magisterio porque mi padre no podía pagarnos la universidad y no podíamos tener becas porque,según ellos,al tener una empresa de transportes ya teníamos dinero,cuando era todo lo contrario,en fin,recuerdo C.O.U. como uno de mis mejores años,una manera diferente de estudiar,en lugar de los típicos exámenes,se presentaban trabajos,tuve profesores muy buenos en Literatura,Francés que me abrieron un nuevo mundo,ya no tenía que leer a Lafuente Estefanía,las fotonovelas o las de Corin Tellado que era lo único que llegaba a mi pueblo,hasta el periódico llegaba con un día de retraso,mi padre me abrió una especie de cuenta en la Librería Cervantes de Salamanca y en aquellos sótanos pasaba yo mis tardes mirando y remirando libros,nunca fui tan feliz como ese año.
Fue muy duro para mis padres poder darme esos estudios,esa fue mi fortuna porque a veces me desanimaba al ver tanto sacrificio y no quería seguir siendo una carga,pero mi padre me veía con tanta ansia de aprender que insistió y se lo agradezco de corazón,para mis hermanos pequeños ya no fue tan duro porque se empezaron a hacer más institutos en pueblos pequeños,se fue haciendo universal la enseñanza.
Cada vez que pienso que si mi padre no me hubiera hecho esa pregunta tan crítica a mis 11 años recien cumplidos ¿Tú quieres seguir estudiando?...¿qué hubiera sido de mi vida.

En cuanto a lo de llegar tan lejos en el blog,me gusta hacerlo porque me ayuda a conocer a la persona que lo escribe.
Abrazosryi